Facebooktwittermail

Con una producción aún escasa, Banglás F1 ha generado gran atracción en los consumidores centroeuropeos por su color, dulzor e intenso sabor.

Banglás F1, la primera variedad de pepino tipo Almería de color blanco desarrollada en España, se ha convertido en una de las hortalizas más exclusivas para los consumidores centroeuropeos. Con una longitud media de 30 centímetros y con un color que, según el grado de maduración, oscila entre blanco y verde menta claro, se trata de una variedad que guarda grandes similitudes con pepinos tradicionales cultivados en Holanda y Bélgica, y que en la actualidad casi habían desaparecido del mercado al imponerse el color verde oscuro como un estándar de calidad en la producción internacional de esta cucurbitácea.

Un sondeo de mercado realizado en países centroeuropeos, en colaboración con operadores locales, confirmó a los responsables de I+D de Zayintec el interés de los productores por ofrecer hortalizas originales y atractivas que incentiven el consumo de verdura fresca. Tras desechar varias opciones, finalmente se optó por desarrollar un pepino tipo Almería de color blanco, con excelentes propiedades organolépticas, y que representa “una vuelta a los orígenes, porque al consumidor holandés y belga le recuerda a ciertas especialidades tradicionales que sólo se producen en pequeñas cantidades y que actualmente son difíciles de encontrar”, explica Francisco Bermúdez, director general de Zayintec.

 

Banglás F1 se encuentra en su último año de pruebas antes de pasar a la comercialización a gran escala en la próxima campaña. Los resultados obtenidos desde que en el pasado mes de mayo comenzó a introducirse en el mercado holandés no han podido ser mejores, ya que ha despertado gran interés entre distribuidores y consumidores. Con un color y forma únicos en su segmento, el pepino blanco tipo Almería abre nuevas e interesantes posibilidades a la comercialización de una hortaliza que apenas ha innovado en décadas. Un sabor más dulce y más intenso, junto con un color único en su tipo, permitirá, por ejemplo, combinar el pepino blanco con el verde oscuro en el mismo envase y desarrollar una nueva presentación inspirada en el tan conocido pimiento tricolor (único envase con pimiento rojo, verde y amarillo).

Zayintec confía en que el interés que han demostrado los operadores holandeses genere acuerdos comerciales y empresas almerienses puedan convertirse en los proveedores de este producto durante buena parte del año. De este modo, la demanda del consumidor centroeuropeo contribuirá a introducir en Almería la producción de un nuevo cultivo que ayude a mejorar la rentabilidad del agricultor. Además, Banglás F1 beneficia también al distribuidor, porque su excelente comportamiento poscosecha le permite llegar a los mercados más lejanos, ya que contiene menos agua y su vida útil es mayor.

 

Por el momento, las catas organizadas por Zayintec en Almería, que han contado con la colaboración del Grupo de Restauración Gaby, han demostrado una diferencia sustancial en sabor y contenido en azúcar con respecto a un pepino tipo Almería de color verde. En boca, el pepino blanco se distingue además por tener una textura más suave, a lo que hay que añadir que se digiere mejor y no se repite. Los asistentes a las catas han coincidido en reconocer que el pepino blanco es perfecto para acompañar y enriquecer platos fríos, ya que es una guarnición rica en calcio y vitamina C.

 

Fuente: Parque Científico-Tecnológico de Almería (PITA)