Facebooktwittermail

 

La consejera visita en Granada las instalaciones de este centro, que impartió más de 1.500 horas formativas sólo durante 2013

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, ha subrayado en Granada la “excelente labor de investigación y formación” que desarrolla el centro Camino de Purchil del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa).

 

Durante una visita a sus instalaciones, Víboras ha incidido en el “importante papel que desempeña el Ifapa, que traslada sus conocimientos y experiencias a las empresas y a los agricultores para continuar avanzando en una agricultura moderna y competitiva en un mundo globalizado”. Asimismo, ha recordado la importancia del sector agroalimentario andaluz, que aporta el 8% del PIB andaluz y genera el 10% del empleo.

 

Elena Víbora ha podido conocer, de la mano de los investigadores que trabajan en el centro, los diferentes proyectos y programas de formación que se desarrollan. Entre ellos, destacan el Programa andaluz de Formación de Formadores sobre aplicación de plaguicidas y bienestar animal; el de aplicador de plaguicidas de niveles básico y cualificado, con 11 ediciones presenciales y tres online que se desarrollan en 2014; el Programa de Biocidas para la higiene veterinaria, de nivel cualificado; el Programa de Bienestar animal en el transporte, explotaciones agrarias avícolas, porcinas y de rumiantes y en matadero; y el de Incorporación a la empresa agraria en olivicultura, ganadería, diversificación y horticultura intensiva.

 

En este sentido, la consejera ha destacado que, “sólo en 2013, el volumen total de horas lectivas en el centro ascendió a más de 1.500 en 72 actividades formativas, con más de 1.800 alumnos”. A ello se suman las numerosas jornadas especializadas de transferencia de tecnología.

 

En cuanto a la labor investigadora, la consejera ha explicado que se desarrolla en cuatro áreas temáticas, una de economía y sociología agraria; otra de producción ecológica y recursos naturales; una tercera de producción agraria, y otra de protección de cultivos.

 

Entre los proyectos que se desarrollan actualmente enmarcados en estas cuatro áreas, destacan el de evaluación agroambiental de los sistemas de producción convencional, integrada, orgánica y de conservación en olivar de montaña o la reconversión del olivar tradicional hacia un modelo cooperativo integral de producción.

 

Asimismo, se desarrollan otros sobre técnicas de agricultura de conservación en cultivos leñosos de secano y clima mediterráneo; sobre cubiertas vegetales y subproductos de almazara y sobre la detección y caracterización de organismos de control biológico de Meloidogyne spp. y su compatibilidad con otros medios de control en programas de manejo integrado del nematodo en hortícolas.

 

Empresa de IV gama

La consejera ha visitado además la finca de Cortijo Cuevas S.L. en Láchar donde se encuentran las dos líneas de proceso y envasado de fruta, principalmente manzana y pera, para la elaboración de sus productos de IV Gama. Elena Víboras ha alabado la evolución de esta empresa familiar que al principio se limitaba a la comercialización de fruta fresca para avanzar más tarde a la preparación de alimentos levemente procesados.

 

“Cortijo Cuevas es un ejemplo de empresa integral que procesa los alimentos que obtienen en sus propias tierras, mejorando así su rentabilidad al concentrar un mayor número de fases de la cadena alimentaria en una misma entidad”, ha explicado la consejera en referencia a que la mitad de la fruta que emplean en la elaboración de sus productos de IV Gama proviene de sus propias plantaciones.

 

Asimismo, Víboras ha puesto en valor que Cortijo Cuevas lleva sus productos a un total de 760 comedores de colegios a través de un servicio de catering y suministra fruta a hospitales, trenes de Alta Velocidad, aviones civiles y al canal de Hostelería, Restauración y Catering (Horeca). Además, esta empresa participa en el Plan de Consumo de Frutas en las Escuelas que desarrolla la Junta de Andalucía y que tiene entre sus objetivos principales inculcar hábitos alimentarios saludables desde la infancia.

 

Frutos secos
La consejera de Agricultura, en su visita a la empresa Tostaderos Sol de Peligros.

 

Posteriormente, Víboras ha recorrido las instalaciones de la empresa Tostaderos Sol de Alba en Peligros (Granada), una firma cuyos avances comerciales “se basan en la I+D+i propia y en el marketing internacional”. La idea de incluir una bolsa para cáscaras en los paquetes de pipas es, además de “su patente más original”, un buen ejemplo de cómo la “innovación agroalimentaria abre nuevas puertas de negocio y contribuye en gran medida al posicionamiento de los productos en los mercados”.

 

La consejera se ha referido también al trabajo de esta entidad para alargar la vida comercial útil de los alimentos que elabora y encontrar las mejores variedades de alimentos para ofrecer la máxima calidad en sus productos. En este sentido, la consejera ha aplaudido la colaboración de Sol de Alba con agricultores andaluces en busca de “variedades de maíz adaptadas que ofrezcan calidad para la fritura”.

 

Fuente: Junta de Andalucía