Facebooktwittermail

 

La consejera ha clausurado la asamblea de Faeca, donde ha emplazado a estas entidades a agruparse para ganar en dimensión e internacionalización

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, ha clausurado la asamblea general ordinaria de la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca) celebrada en Sevilla, donde ha resaltado que “podemos estar orgullosos de que Andalucía sea toda una potencia agroalimentaria”. “Pero aún tenemos potencial para seguir creciendo en valor añadido a través de una mejor transformación y comercialización” y, como ha recalcado, “las cooperativas juegan un papel fundamental” en la consecución de este reto.

 

Víboras ha explicado que las más de 700 cooperativas agroalimentarias concentran la mitad de la producción agraria y mantienen alrededor de 40.000 empleos directos. Además, ha hecho hincapié en que no sólo se benefician de su labor los cerca de 300.000 socios, sino que estas entidades también ayudan “a equilibrar la cadena alimentaria, buscando obtener mayor estabilidad en los precios e intentando mejorar el poder de negociación de los productores” de su entorno.

 

La consejera ha afirmado que las entidades de economía social “siempre han contado y seguirán contando con un apoyo especial por parte de la Junta de Andalucía” por sus valores de “solidaridad e igualdad” y porque uno de sus pilares es “ayudar a repartir mejor la riqueza anteponiendo las personas al capital”.

 

Víboras ha recordado que el cooperativismo es “una forma de hacer empresa que ha demostrado su solidez ante esta crisis manteniendo el empleo e incrementando las ventas”. Prueba de ello es que la facturación del conjunto de las cooperativas asociadas a Faeca se ha incrementado un 3,5% en 2013 respecto a 2012, rozando los 6.000 millones de euros.

 

Como otra de las fortalezas de estas entidades, la consejera se ha referido a “la conexión directa que mantienen desde sus socios productores hasta la distribución”, que añade “un plus de calidad, seguridad y criterios más sociales”.

 

Desafíos del cooperativismo andaluz

 

Por otro lado, Elena Víboras ha destacado como principales retos de las cooperativas andaluzas “crecer ganado dimensión, mejorar en calidad, abrirse al exterior e innovar”, desafíos “comunes” con el resto del sector agroalimentario.

 

La consejera ha resaltado la necesidad de apostar por la integración, ya que se ha demostrado que las cooperativas de mayor dimensión son generalmente más eficientes y cuentan con más capacidad para negociar los precios, invertir en sus instalaciones, exportar o llevar a cabo proyectos propios de I+D+i.

 

Durante su intervención, Víboras se ha referido también a la diversidad productiva de Andalucía, afirmando que ésta “no debe suponer ningún obstáculo para que nuestras cooperativas líderes ocupen puestos de relevancia en el ranking europeo”. En cuanto a Faeca, ha puesto en valor el destacado papel que ha desempeñado en procesos de concentración de la oferta e integración cooperativa llevados a cabo en los últimos tiempos. “Aún nos queda camino por recorrer y confío en que sigamos avanzando con la unión de nuestros esfuerzos”, ha recalcado.

 

En cuanto a la apertura al exterior, la titular de Agricultura ha señalado como otro de los retos de las cooperativas de Andalucía tener “mayor presencia internacional para aprovechar las oportunidades que ofrece la globalización”. “Estamos en el buen camino”, ha comentado Elena Víboras en referencia a que “cada vez hay más cooperativas que exportan”, pero para “no quedarnos atrás y seguir incorporando valor añadido a nuestras producciones tenemos que invertir en innovación” tanto en el campo como en las industrias y en la comercialización.

 

Respaldo de la Junta de Andalucía

 

La consejera ha explicado a los asistentes que, entre otras actuaciones que desarrolla la Junta de Andalucía, el nuevo Programa de Desarrollo Rural (PDR) que está elaborando la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural va a poner el acento en medidas que fomenten la competitividad, que promuevan la formación, la innovación, la calidad y la comercialización. Por tanto, se dará prioridad a los proyectos de entidades asociativas resultado de una integración y a aquellas que hayan incrementado sus exportaciones, unos criterios que, según las palabras de Víboras, “estamos aplicando ya en la línea de incentivos que hemos convocado este año, en la que hemos dispuesto más de 15,8 millones para la modernización de industrias”.

 

A esto se suma, como ha aseverado la titular de Agricultura, que las inversiones en estructuras e infraestructuras agrarias “también contarán con el apoyo necesario para hacerlas más eficientes y rentables”, y se darán facilidades para la instalación de jóvenes agricultores. Por último, Elena Víboras ha resaltado que desde el Gobierno andaluz se entiende que es “fundamental” seguir apoyando y reforzando las organizaciones de productores “para mejorar su posición negociadora y equilibrar la cadena de valor”.

 

Fuente: Junta de Andalucía