Facebooktwittermail

 

La consejera de Agricultura hace balance en el Parlamento de las estrategias “que han generado 42.000 empleos y cohesionado las zonas rurales”

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, ha destacado la puesta en marcha de más de 30.000 proyectos de emprendedores rurales, que han creado o consolidado “nada menos que 42.000 puestos de trabajo en los últimos 23 años”, desde que dio comienzo la primera Iniciativa Comunitaria Leader en 1991.

 

Durante su comparecencia en la comisión parlamentaria de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras ha realizado un balance de la labor que desempeñan los Grupos de Desarrollo Rural en el marco del Enfoque Leader y en el ámbito de la cooperación entre territorios. Así, según ha explicado, “desde que diera comienzo la primera Iniciativa Comunitaria Leader en 1991 hasta la actualidad, hemos respaldado sucesivos programas con enfoques Leader, como el Leader 1, entre 1991 y 1993; el Leader 2, entre 1994 y 1999; el Leader Plus, entre 2000 y 2006, y el actual Programa Lidera, que arrancó en 2007 y cuya ejecución culminará a finales de 2015″.

 

“Aquello que comenzó como una experiencia piloto, iniciada por la Unión Europea, y con sólo nueve Grupos operando en Andalucía, con el paso del tiempo demostró su capacidad de acción y su utilidad en la dinamización socioeconómica de las comarcas, por su cercanía a los territorios rurales, en contacto directo con quienes allí residen y trabajan”, ha apuntado.

 

Así, en estas dos décadas de existencia, se han logrado poner en marcha más de 30.000 proyectos de emprendores, que han creado o consolidado en torno a 42.000 puestos de trabajo, “unas cifras que, además, se materializan en espacios rurales, desprovistos del tirón económico ligado a las zonas netamente urbanas”, ha reiterado Víboras. “Hay que pensar, por tanto, en 42.000 familias que residen en ámbitos con menos oportunidades laborales y que han encontrado o consolidado una fuente de ingresos a través de estos proyectos”, ha añadido.

 

En cuanto a las actividades impulsadas, la titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha incidido en que han estado dirigidas a fomentar el auge económico y social de los territorios y a la búsqueda de una mejor calidad de vida de los pueblos. “Con esta meta se han impulsado proyectos que siempre han respondido a la iniciativa local, a la idea de negocio de personas con voluntad de superarse, de comenzar nuevas actividades o de dar una nueva proyección a sus pequeñas empresas”, ha aseverado. Además, “también hemos apoyado proyectos de naturaleza no productiva, pero orientados a la dinamización social o cultural de las comarcas”, ha señalado.

 

En definitiva, “se ha contribuido a revitalizar la Andalucía rural, diversificando la economía tradicional, proporcionando oportunidades de negocio, generando empleo, cohesionando las zonas rurales y mejorando la vida de sus habitantes”, ha resaltado Víboras.

 

En cuanto al periodo 2007-2013, cuya ejecución en toda Europa está ahora en su etapa final y en el que los Grupos de Desarrollo Rural están ejerciendo sus funciones a través del Programa Lidera, la consejera ha resaltado que su ejecución “ha supuesto un salto cualitativo, ya que la Unión Europea reconoció la solidez del modelo, que dejó de ser una opción voluntaria de los estados miembros, para convertirse en una medida obligatoria. Además, el Gobierno de Andalucía aprovechó esta oportunidad y reforzó su apuesta por las estrategias de desarrollo local”. Así, lo que comenzó con el antiguo formato ‘Iniciativa Comunitaria’, de carácter experimental, evolucionó hacia el actual Programa Lidera, “que da cobertura a la práctica totalidad de nuestras zonas rurales y a la mitad de la población de nuestra región, nada menos que 4,5 millones de andaluces beneficiarios potenciales de este programa”, ha concretado.

 

Balance desde 2009

 

En líneas generales, el conjunto de las actuaciones impulsadas por los Grupos desde 2009 ha permitido gestionar más de 10.000 expedientes e impulsar 5.598 proyectos de desarrollo, “haciendo posible la iniciativa de emprendedores de zonas rurales”, ha aseverado.

 

Además, ha añadido, además de la actividad que se desarrolla en cada comarca, también se están promoviendo 131 proyectos de cooperación entre las comarcas de cada provincia, “porque la cooperación y la unidad generan más valor añadido en los territorios, ya que propician la transferencia de experiencia y conocimientos, favorecen la creación de sinergias y aportan una nueva dimensión a los proyectos locales”, ha señalado.

 

En todo el periodo, desde 2009, con una inversión pública de 198,9 millones de euros, se ha generado una inversión total de 482 millones, “lo que significa que por cada euro que se está invirtiendo, se está movilizando 2,5 euros de inversión privada, es decir, más del doble de inversión privada”, ha apuntado la consejera durante su comparecencia.

 

Asimismo, ha subrayado, “se han creado y consolidado 17.473 puestos de trabajo en nuestros pueblos; personas que están trabajando en un proyecto empresarial en un entorno donde, habitualmente, hay menos oportunidades que en las ciudades o en la costa”.

 

“Gracias a políticas como la de Desarrollo Rural, Andalucía se ha convertido en una de las pocas comunidades autónomas que no ha perdido un solo pueblo por despoblación”, ha destacado Elena Víboras, que ha trasladado a la Cámara el “compromiso” de la Junta de Andalucía con el desarrollo de las comarcas andaluzas “optimizando todos los medios a nuestro alcance para respaldar a las personas que están dispuestas a pelear por su negocio, por sacar adelante su idea empresarial y por hacer de sus pueblos un lugar donde sea posible y deseable seguir viviendo”.

 

Fuente: Junta de Andalucía