Facebooktwittermail

 

La consejera ha explicado en el Parlamento las medidas de apoyo de la Junta a la actividad agroindustrial

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, ha destacado en el Parlamento de Andalucía la capacidad para seguir creciendo que tiene el segmento agroalimentario andaluz que, con más de 5.700 industrias, está haciendo de “catalizador para rentabilizar al máximo nuestro potente sector primario”. Víboras ha explicado en la Comisión de Agricultura las diferentes medidas de apoyo y líneas de actuación de su departamento dirigidas a este grupo.

 

Víboras ha repasado en el Parlamento algunos indicadores sobre el importante papel que el sector primario juega en la salida de la crisis en Andalucía, y ha destacado como muestra de su dinamismo el crecimiento de un 17,8% de las exportaciones de productos agroalimentarios hasta septiembre. Además, ha recalcado la estimación de crecimiento del valor de la producción agraria en 2014 de un 11,5%, que se acercará a 11.000 millones de euros.

 

La titular andaluza ha comentado que el sector agroalimentario “tiene margen para seguir creciendo a través de una mejor comercialización y transformación, aprovechando la calidad y la sostenibilidad de nuestras producciones”. Todos estos “retos”, ha indicado Víboras, cuentan con el apoyo de la Junta, materializado en diversas estrategias encaminadas a estimular el crecimiento, impulsar las ideas y acompañar a los protagonistas del sector.

 

Las principales líneas de acción del Gobierno andaluz para este sector son, en primer lugar, el apoyo a la transformación y a la comercialización para contribuir al aumento de la competitividad y del valor añadido de las producciones. Esta línea cuenta con diversas actuaciones como aplicar las nuevas tecnologías; mejorar los procedimientos de manipulación y transformación, así como los canales de comercialización; implantar sistemas de gestión de la calidad; impulsar una mejor presentación de los productos; orientar la producción según las tendencias e impulsar la eficiencia energética de las industrias para proteger el medio ambiente.

 

La consejera de Agricultura ha recordado que, en lo que va de legislatura, se han destinado casi 123 millones de euros de inversión pública para estas iniciativas, generando una inversión total de más de 341 millones. Estas actuaciones han beneficiado a 513 empresas y han contribuido a crear y mantener 14.820 puestos de trabajo.

 

En segundo lugar, la Consejería ha ayudado a mejorar el acceso a la financiación, para cometer inversiones y contar con liquidez. Todo ello, con instrumentos puestos a disposición del sector basados en las nuevas líneas de apoyo, en la coordinación con otras instituciones y en los convenios con entidades financieras.

 

En concreto, ha explicado Víboras, con el Fondo de Apoyo a las Pymes agroalimentarias, fondo de carácter retornable creado en 2009 y que aún sigue vigente.

 

Este instrumento ha impulsado 55 proyectos del sector, prestando un apoyo financiero de 90,9 millones de euros y ayudando a crear y mantener 3.058 puestos de trabajo.

 

Vertebración del sector, certificación y promoción

 

La tercera línea en la que trabaja la Consejería de Agricultura es impulsar la vertebración de los sectores agroalimentarios y el fortalecimiento de la posición negociadora del sector. Elena Víboras ha hecho hincapié en que, en este ámbito, se desarrollan medidas como la cooperación empresarial, las fusiones y las alianzas. Estas iniciativas son importantes “porque la dimensión y el tamaño de las empresas son claves para fortalecer la posición de nuestra agroindustria en los mercados”. En la actualidad, son 18 las entidades acogidas a esta medida, con una inversión de 638.276 euros.

 

Asimismo, en esta línea hay que destacar sobre todo el impulso a las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH). La consejera ha destacado que son 95 estas entidades asociativas, que agrupan a más de 19.000 productores andaluces. “Esto supone un promedio de asociación superior al 40% en Andalucía, con una facturación cercana a los 1.900 millones de euros”, ha añadido.

 

En los últimos tres años, las OPFH han contado con 211 millones de ayuda pública para mejorar su competitividad, a través de las inverisones financiadas con fondos europeos. Estas ayudas han movilizado una inversión total de 430 millones de euros.

 

También para potenciar la vertebración de los sectores agroalimentarios, la Consejería apoya a las organizaciones interprofesionales para la realización de estudios, la divulgación del conocimiento y el desarrollo de nuevos procesos y tecnologías. Hoy día, hay cuatro de estas organizaciones, en concreto, en los sectores de la fresa, el aceite, la aceituna de mesa, y las frutas y hortalizas.

 

La consejera de Agricultura ha comentado que la cuarta línea en la que trabaja su departamento para apoyar al sector es en la calidad y certificación de los productos andaluces, para que puedan competir en un mercado cada vez más globalizado. En este ámbito, la principal acción es fomentar la diferenciación de los productos mediante la calidad. En los últimos tres años, esta línea ha recibido 6,12 millones de euros.

 

Por último, ha indicado Elena Víboras en la Comisión, la quinta línea de actuación es para la difusión y promoción, con el fin de consolidar la imagen de Andalucía. Para ello, la Consejería ha representado al sector en importantes eventos, ferias y certámenes, con el fin de abrir nuevas oportunidades de negocio.

 

Otra importante apuesta en la promoción y difusión es para transmitir pautas saludables de consumo entre los más pequeños, con el Plan de Consumo de Frutas en las Escuelas. Desde que comenzó la legislatura se han destinado 4,6 millones de euros de inversión pública a este programa, beneficiando a unos 180.000 alumnos al año de 900 colegios.

 

Hay que recordar también la línea de promoción del sector del vino, en mercados de terceros países. Desde el año 2012 se han invertido 10,6 millones de eruos en actuaciones para difundir sus características y cualidades. Estas ayudas favorecieron a 59 entidades.

 

Todas estas líneas de apoyo refuerzan la actividad de un sector en el que Víboras ha resaltado su capacidad de iniciativa. “Las personas son la mayor y mejor riqueza de nuestro sector agroalimentario. Su carácter emprendedor, su arrojo, su disposición a innovar, a aprovechar las oportunidades, y a permanecer en la brecha son los mejores dones con los que contamos”, ha afirmado.

 

Fuente: Junta de Andalucía