Facebooktwittermail

La consejera de Agricultura participa en un encuentro entre administraciones y empresas andaluzas y portuguesas sobre colaboración en esta actividad

 

 

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, ha participado junto a representantes de administraciones y empresas andaluzas y portuguesas en un desayuno informativo centrado en el debate sobre el futuro del sector agroalimentario y su importancia en la recuperación económica. Este encuentro ha contado también con la presencia del secretario de estado de Agricultura de Portugal, José Diogo Albuquerque, y el cónsul general de la embajada de este mismo país, Jorge Monteiro.

 

Durante su intervención, Víboras ha remarcado como objetivos prioritarios del Gobierno de Andalucía “la recuperación de un mayor nivel de empleo y seguir asegurando un estado del bienestar”, destacando la importancia del sector agroalimentario en la región por ser “un instrumento estratégico que contribuye a la recuperación económica”. En conjunto, sumando actividad primaria y agroindustria, este sector aporta el 8% del Producto Interior Bruto (PIB) de la comunidad autónoma, reúne el 10% del empleo (más de 250.000 personas) y genera alrededor de 9.500 millones de euros de valor añadido.

 

Al referirse a estos datos, la consejera ha destacado que el sector agroalimentario, además, “vertebra la economía de la población rural andaluza con unas 5.600 empresas”, entre las que se encuentra un gran número de entidades de economía social. Éste es el caso, por ejemplo, de las cooperativas, “uno de los pilares fundamentales del sistema agroalimentario, pues contribuyen a un mejor reparto de la riqueza de una forma más equitativa y bajo un modelo que está demostrando mayor fortaleza en tiempos de crisis”, ha remarcado.

 

Objetivos comunes

Elena Víboras ha afirmado que la continuidad de la cooperación transfronteriza entre las regiones portuguesas del Algarve y Alentejo y Andalucía es “indispensable”, y ha resaltado la consecución de “avances importantes para el desarrollo de sectores como la acuicultura marina, los cítricos, la producción integrada de hortícolas, el olivar o la dehesa” en el marco de esta colaboración.

 

“A Portugal y Andalucía, en materia territorial, nos une un fin común, el mantenimiento y preservación del singular monte mediterráneo de encinas y alcornoques” y “también nos debe unir el bosque de olivos”, ha comentado la consejera. A continuación ha recordado que el Parlamento de Andalucía ha promulgado leyes para ambos ámbitos, que contarán en un futuro próximo con la publicación de los planes directores que definen las políticas a aplicar, y ha resaltado el desarrollo del Life BioDehesa y la presentación ante la Comisión del Life BioOlivar.

 

Sector agrario e investigación

 La consejera se ha referido también durante su discurso al respaldo del Gobierno andaluz a los proyectos de integración de productores. Desde 2008, la Junta de Andalucía ha apoyado con más de cinco millones de euros un total de 14 procesos de integración asociativa dirigida a concentrar la oferta y que afectan concretamente a 146 empresas. Entre ellas se encuentra Cordesur, una cooperativa de segundo grado en cuyo germen se encontraban entidades constituidas por socios andaluces y del Alentejo y a los que más tarde se ha sumado una empresa de Extremadura. Con esta última unión se ha creado EA Group, el primer grupo empresarial de España de productos ovinos en la actualidad.

 

Respecto al sector ganadero, Elena Víboras ha hecho hincapié en que “trabajar juntos -portugueses y españoles- significa también cooperar en cuestiones tan indispensables como el control de la sanidad animal”, ya que la colaboración entre regiones con cabañas que pueden verse afectadas por una misma enfermedad “es vital para reforzar las medidas de prevención, vigilancia y control”.

 

Asimismo, Víboras ha resaltado el apoyo de la Junta de Andalucía a las inversiones para mejorar los procesos de transformación y comercialización, especialmente, a las empresas que han participado en procesos de integración. En el marco de esta línea de ayudas, desde 2008 la Junta ha concedido subvenciones por un valor total superior a 15 millones de euros relativas a una inversión de más de 35 millones.

 

Por otro lado, la titular de la Consejería ha hecho referencia también al importante papel de los empresarios andaluces en el desarrollo del olivar en la región del Alentejo, un objetivo al que también han contribuido significativamente los “avances que se han hecho en olivicultura intensiva y superintensiva desde distintas instituciones universitarias, de investigación y experimentación”, como es el caso del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa). Sin olvidar “el saber hacer de los profesionales de la agricultura y la agroindustria olivarera de Andalucía”, ha añadido.

 

El programa marco europeo de I+D+i incluido en la nueva Política Agrícola Común (PAC), así como el específico del sector agroalimentario, “plantea muchas oportunidades para seguir avanzando en el conocimiento, el desarrollo tecnológico y la transferencia de la información hacia empresas y agricultores”, ha remarcado la consejera. Víboras ha mostrado su interés por continuar trabajando con Portugal a través del Ifapa en diversos proyectos de cooperación “en aquellos ámbitos donde podamos ayudarnos mutuamente”.

 

Fuente: Junta de Andalucia