Facebooktwittermail

 

La consejera participa en la nueva edición de diálogos ‘Jaén Nuevo Milenio’ de Diario Jaén para hablar sobre el futuro de la agricultura en Andalucía

 

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, ha destacado “la sostenibilidad, la competitividad y la innovación como los principales retos del sector agroalimentario andaluz”. Elena Víboras ha ofrecido la conferencia ‘La agricultura como sector de futuro de Andalucía’ en la nueva edición del ciclo de diálogos ‘Jaén Nuevo Milenio’, organizado por Diario Jaén.

 

Durante su intervención, la consejera ha hecho un repaso de las principales características del sector agrario y pesquero andaluz, así como de las posibilidades de las zonas rurales y costeras. Al respecto, ha recordado que “las zonas rurales suponen más del 90% del territorio andaluz y en ellas habitan cerca del 55% de la población”.

 

La importancia del complejo agroalimentario de Andalucía es uno de los asuntos en los que ha incidido la consejera durante la conferencia. Entre los datos de interés que ha resaltado, destacan que el sector agroalimentario andaluz aporta más del 8% del Producto Interior Bruto de Andalucía, cuenta con más de 263.000 personas empleadas, 5.400 empresas alimentarias y genera casi 14.000 millones en facturación. Asimismo, “destaca su clara vocación internacional, ya que supone el 15% de las exportaciones agroalimentarias españolas, con un valor que en 2012 alcanzó los 7.000 millones de euros”, ha subrayado.

 

El sector del olivar ha sido otro de los protagonistas de la intervención de la consejera por ser la provincia de Jaén referente en este cultivo, “que ha consolidado su liderazgo internacional , ya que supone el 35% de la producción mundial”, ha recordado.

 

De igual forma, la consejera ha analizado la incidencia de la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) en Andalucía y en la provincia y ha lamentado que el resultado no haya sido “satisfactorio”.

 

En este sentido, Elena Víboras ha detallado que, “como mínimo, Andalucía perderá 418 millones”. De ellos, 160 millones se corresponden con el Primer Pilar (ayudas directas que reciben los agricultores y ganaderos andaluces) y 258 millones al Segundo Pilar (Desarrollo Rural). “Unos datos que hacen que desde Andalucía nos preguntemos por qué pierde nuestra comunidad si España no ha perdido dinero de la PAC”, ha apuntado la consejera.

 

Por todo ello, la presidenta de la Junta de Andalucía se ha comprometido a aumentar su aportación a los programas de desarrollo rural para “evitar que se reduzca la capacidad inversora en el mundo rural, considerado parte del futuro andaluz”, ha destacado.

 

Igualmente, la consejera ha resaltado que los sectores agroalimentario y pesquero “deben seguir siendo el motor de creación y consolidación de empleo y fuente de riqueza para Andalucía”. En el caso de la industria agroalimetaria, “ocupamos el segundo lugar, por detrás de Cataluña, y aportamos 23 céntimos de valor añadido frente a los 1,23 céntimos que aporta Cataluña, por tanto, hay margen para seguir creciendo en valor añadido y en empleo”.

 

Para ello, “las cooperativas deben defender unos precios justos para sus productores y ofrecer un producto de calidad, diferenciado y con mayor valor añadido, agrupándose para tener un mejor poder de negociación y llegando más directamente al consumidor final”. Al respecto, la consejera ha animado al sector a esforzarse y seguir trabajando en la concentración. “Debemos ser muy conscientes de que, frente a una distribución que está muy concentrada, la comercialización de aceite de oliva está muy dispersa, por lo que el sector productor no se beneficia directamente de las mayores cuotas de comercialización”, ha resaltado.

 

Asimismo, la consejera ha hecho referencia al liderazgo andaluz en exportación de frutas y hortalizas almerienses, que supone el 40% de lo que exporta España; la producción de fresa en Huelva, que supone el 8% de la producción mundial, o las frutas subtropicales, sector en el que Andalucía es casi el proveedor exclusivo europeo, con Málaga y Granada como provincias de origen. A esto se suma que Andalucía registra las “mejores cifras en producción ecológica y producción integrada de España”, ha destacado.

 

Como conclusión, Elena Víboras ha insistido en la importancia de trabajar por una agricultura sostenible, competitiva y moderna con explotaciones punteras, con nuevas técnicas de producción y profesionales abiertos a una formación continua. Además, es necesario un tejido agroindustrial bien dimensionado, que genere empleo y valor añadido, y diferenciar los productos andaluces a través de la calidad, que tiene que ir de la mano de la seguridad, la sostenibilidad y la innovación. De esta forma, “Andalucía contará con empresas punteras que nos convertirán en auténticos líderes europeos, porque un sector agrícola fuerte, concentrado, modernizado, formado y con capacidad de inversión es el futuro para Jaén y para Andalucía”, ha subrayado.

 

Fuente: Junta de Andalucía