Facebooktwittermail

 

La información científica recopilada en este encuentro servirá para elaborar un informe que se elevará a la Conferencia de las Partes del Convenio de Diversidad Biológica, en octubre en Corea

Veinte países mediterráneos, la Unión Europea, organizaciones científicas y otras organizaciones relacionadas con la protección de la biodiversidad marina se reúnen esta semana en Málaga para debatir sobre las Áreas Marinas de Importancia Ecológica y Biológica (EBSA) del Mediterráneo.

 

Este seminario, patrocinado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), tiene como objetivo identificar y describir las áreas del Mediterráneo más relevantes desde el punto de vista de sus valores biológicos y ecológicos, tales como su rareza o singularidad, la importancia para el ciclo vital de las especies, la presencia de hábitats y especies amenazadas, su vulnerabilidad, productividad, diversidad biológica y naturalidad.

 

La representante del MAGRAMA en este foro, Ainhoa Pérez Puyol, Directora Técnica de la División para la Protección del Mar de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, destacó en su intervención, al inicio del seminario, la importancia de la protección del mar Mediterráneo para España, así como el compromiso del Gobierno con la protección y uso sostenible del mar.

 

La adecuada gestión del medio marino debe basarse en la mejor información científica disponible así como la colaboración de la comunidad científica y las organizaciones no gubernamentales, así como la participación de los sectores económicos y la sociedad. En ese sentido, la identificación de las áreas de importancia ecológica y biológica del Mediterráneo ayudará a tomar las medidas necesarias para su protección.

 

El encuentro está organizado conjuntamente por el Convenio sobre la Diversidad Biológica y el Plan de Acción del Mediterráneo (Convenio de Barcelona), en colaboración con la Centro de Cooperación del Mediterráneo de la UICN.

 

Durante esta semana, los científicos expertos designados por los Estados analizarán las propuestas de EBSA, así como la información científica recopilada, con el fin de elaborar un informe que se elevará a la Conferencia de las Partes del Convenio de Diversidad Biológica, en octubre en Corea.

 

Fuente: Ministerio de Economía y Competitividad