Facebooktwittermail

 

El vicepresidente de la Junta destaca que este convenio refuerza el compromiso con la solidaridad internacional de Andalucía

El vicepresidente de la Junta y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, ha firmado un convenio con la Universidad Pablo de Olavide (UPO) para impulsar cinco proyectos de cooperación al desarrollo en Latinoamérica y Marruecos, que permitirán “hacer cooperación y solidaridad a nivel internacional”. Con el convenio suscrito en Sevilla entre Valderas y el rector de la UPO, Vicente C. Guzmán, se cierra el programa de actuaciones en cooperación al desarrollo con las diez universidades andaluzas.

 

Tras firmar el documento, el vicepresidente ha subrayado que es muy importante seguir manteniendo una “cooperación firme y que crezca día a día”. Con el acuerdo suscrito, ya son 27 los proyectos de cooperación que se realizan a través de las universidades con un presupuesto próximo a los 2,2 millones de euros.

 

Aunque ha destacado todos los proyectos por su interés, ha hecho especial mención de uno dirigido a la puesta en marcha de un centro de interpretación y estudios amazónicos puesto que supondrá la participación de varios países latinoamericanos. También se ha referido a las restantes iniciativas que tienen como objetivo el intercambio en materia de educación, salud y actuaciones relacionadas con las administraciones públicas.

 

Así, además del proyecto en Amazonía, los restantes son Cooperación al desarrollo en materia de violencia de género en los centros de emergencia de mujer en Perú; Mejora de las capacidades docentes e investigadoras aplicadas a la promoción y educación para la salud y calidad de vida en el ámbito comunitario, que se realizará en Nicaragua; Trata de personas, salud integral y cuidados: mujeres transfronterizas en tránsito de Marruecos hacia Andalucía, y Modelo regional y local de Marruecos.

 

En declaraciones a los medios, ha insistido en la necesidad de mantener las políticas de cooperación internacional en un momento en el que las distintas organizaciones han sufrido un “fuerte retroceso en el resto del Estado”, bajo el argumento de la crisis.

 

Por el contrario, a pesar de las dificultades económicas, la comunidad andaluza ha pasado de un presupuesto de 17 a 24 millones, convirtiéndose, junto con el País Vasco, en uno de los principales apoyos a la cooperación en el conjunto del Estado.

 

Proyección internacional

 

Por su parte, el rector de la UPO ha resaltado el apoyo de la Junta y ha mostrado su satisfacción por los proyectos entre los que también ha destacado alguno el de Amazona por su “gran calado”.

 

Según ha explicado, en total cerca de 60 personas harán posible los trabajos en los países seleccionados, cumpliendo de este modo la UPO con su “fuerte proyección internacional”. En este sentido, ha indicado que el hilo conductor de la universidad sevillana es que los conocimientos de su personal reviertan en estos países.

 

A su juicio, este es un ejemplo de que las administraciones trabajan para buscar soluciones a problemas concretos en unos “tiempos difíciles de descapitalización humana y científica”, entre otras.

 

Fuente: Junta de Andalucía