Facebooktwittermail

En la jornada se firmó la “Declaración de Córdoba”, un compromiso para la gestión participativa y sostenible de los territorios forestales del Mediterráneo

La empresa de base tecnológica IDAF, adscrita al Parque Científico Tecnológico de Córdoba, ha reunido en Córdoba a representantes institucionales de países de la ribera Sur del Mediterráneo en un foro sobre educación superior e investigación forestal avanzada.

 

En el encuentro se sentaron las bases para la creación de la “Red Internacional Mediterránea para la Educación y la Investigación Forestal”, un acuerdo de acción común en esta materia para todos los países de la ribera sur del Mediterráneo.

 

En las jornadas participaron representantes de la Universidad Pública de Líbano, de la Universidad de Mascara de Argelia, de la Escuela Nacional de Ingenieros Forestales de Marruecos, del Instituto Nacional de Investigación Agraria y Forestal de Túnez, de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, así como de las Universidades de Córdoba y Huelva.

 

“Todos los países representados en el encuentro discutieron sobre la problemática específica de cada zona en el ámbito forestal, con el objetivo de poner sobre la mesa las demandas y necesidades de cada país, y a partir de aquí, comenzar el trabajo coordinado en red”, explicó el director de IDAF, Guillermo Palacios Rodríguez.

El objetivo de esta Red Internacional es coordinar las acciones en materia de educación e investigación agroforestal de zonas con características similares, y aunar esfuerzos en la aplicación de las nuevas tecnologías para la resolución de los desafíos ambientales que comparten todos estos países, como la lucha contra el cambio climático y los incendios forestales, entre otros.

 

En este encuentro se ha firmado la denominada Declaración de Córdoba, un compromiso para la consecución de un nuevo modelo para una gestión participativa y sostenible de los territorios forestales en el ámbito de la cuenca mediterránea, de aplicación en todos los países participantes.

 

Y en el centro, como coordinador y catalizador de los diferentes proyectos e iniciativas, se situaría IDAF, una spin-off de la Universidad de Córdoba creada en 2007 y encargada de fomentar y dinamizar la transferencia de resultados de investigación de la Universidad en el área agroforestal en países en desarrollo.

 

Geográficamente, IDAF mantiene abiertas tres grandes zonas de actuación, una en el África Subsahariana, en países como Angola, Mozambique, Cabo Verde y Guinea Bissau; la segunda, en la franja de la ribera sur mediterránea, en países como Marruecos, Argelia, Túnez y Líbano, y la tercera, en América Latina -Bolivia, Perú y Chile-.

 

IDAF abarca varias líneas de trabajo. Por un lado, la asistencia técnica especializada, a través de proyectos y asesorías avanzadas para dar respuestas a problemas reales y concretos de empresas e instituciones en el ámbito de la gestión, aprovechamiento y conservación de los recursos naturales.

 

Por otro,  se encarga del desarrollo de proyectos en el área de la formación, tanto a nivel superior como en talleres o cursos de especialización, relacionados con la temática agroforestal a nivel nacional e internacional. Por último, abarca también el fomento y desarrollo de investigación aplicada de alto nivel, con el objetivo final de asegurar los mecanismos de transferencia de resultados, principalmente hacia países en vías de desarrollo.

 

Fuente: Rabanales 21