Facebooktwittermail

La Comisión Europea decidió añadir 120 MHz al espectro radioeléctrico para las tecnologías de cuarta generación (4G) — como, por ejemplo, la LTE (Long Term Evolution) — en torno a la banda de 2 GHz.

 

En la actualidad, dicha banda se utiliza exclusivamente para las comunicaciones inalámbricas con arreglo al UTMS (Sistema Universal de Telecomunicaciones Móviles), las denominadas redes 3G.

 

Mediante esta Decisión, se impone a los Estados miembros la obligación de abrir el espectro en cuestión el 30 de junio de 2014, a más tardar, y se establecen condiciones técnicas armonizadas que permiten la coexistencia de las distintas tecnologías. Con esta ampliación, la UE dispondrá, al igual que en Estados Unidos, de hasta el doble de magnitud de espectro para banda ancha inalámbrica de alta velocidad, es decir, aproximadamente 1000 MHz.

 

Gracias a la Decisión de la Comisión, los operadores de telefonía móvil ampliarán sus oportunidades de inversión en redes móviles mejoradas, lo que redundará en beneficio de la economía en su conjunto, y, con el tiempo, los consumidores disfrutarán de transferencias de datos más rápidas y de servicios de banda ancha más numerosos. La ampliación del acceso al espectro radioeléctrico reservado a las tecnologías de 4G contribuirá de forma sustancial al logro del objetivo de la Agenda Digital en materia de banda ancha, consistente en garantizar una cobertura universal de la banda ancha en la UE de al menos 30Mb/s en 2020.

 

La Decisión aplica la liberalización armonizada de la banda de 2 GHz (1920-1980 MHz emparejada con 2110-2170 MHz) en todos los Estados miembros, a fin de que en el futuro su utilización no dé lugar a una fragmentación del mercado interior. Flexibilizar la utilización de las bandas del espectro mediante la eliminación de las restricciones tecnológicas es una forma rentable de desplegar una infraestructura inalámbrica avanzada en respuesta a la demanda del mercado.

 

Fuente: Delegación de la Junta de Andalucía en Bruselas