Facebooktwittermail

 

Tres ingenieros informáticos ganan con su iniciativa Intelliment Security la décima edición del galardón. Los accésit recaen en un negocio de trajes a medida por internet y otro centrado en nanomateriales.

El Concurso de Emprendedores Universitarios promovido por Grupo Joly -editor de este periódico-, la EOI y la Agencia IDEA ya tiene ganadores. En lo más alto del podio se ha colocado el proyecto de tres ingenieros informáticos bautizado como Intelliment Security y que se centra en el desarrollo de software capaz de gestionar de forma automática los cortafuegos o dispositivos de seguridad de las empresas, con el consiguiente ahorro de tiempo y recursos. Los otros dos puestos han sido para Trajesamedida.com y Matestone. El primero, promovido por tres emprendedores de 27 y 28 años, ofrece la posibilidad de comprar un traje por internet que el cliente tendrá en casa en dos semanas a un precio de entre 250 y 300 euros. El segundo, Matestone, tiene detrás a un grupo de investigación de la Universidad de Cádiz y persigue el desarrollo de nanomateriales que mejoren la resistencia, la conservación y la limpieza de la piedra, la piel, el vidrio o la madera.

 

Ante un auditorio de más de 100 personas, que llenaron el salón de actos de la sede de la Escuela de Organización Industrial (EOI) en Sevilla, el presidente de Grupo Joly, José Joly; el director general de la Agencia IDEA, Antonio Valverde; el director general de la EOI, Fernando Bayón; el director de EOI Andalucía, Francisco Velasco; y el director general de Acesur, Gonzalo Guillén, entregaron los premios a los vencedores y felicitaron a los demás participantes en liza, en total, 20 jóvenes emprendedores impulsores de los cinco grupos finalistas.

 

José Miguel Pérez, Sergio Pozo y Eduardo Fernández son los tres afortunados que se alzaron con el primer premio del certamen: un botín valorado en más de 18.000 euros, que no recibirán en metálico, sino en forma de beca para cursar un máster en la EOI. Asimismo, podrán incubar su iniciativa en uno de los Centros de Apoyo al Desarrollo Empresarial (CADE) de la Junta, donde recibirán alojamiento empresarial gratuito.

 

“Aún no nos lo creemos, es uno de los espaldarazos que necesitábamos para arrancar, puesto que nos proporciona formación y visibilidad”, asegura Pérez, que añade que, en breve, se constituirán como spin-off de la Universidad de Sevilla. El otro pilar que necesitan para dar el salto es el de la financiación. Concretamente, unos 500.000 euros de inversión inicial. “Los destinaremos al desarrollo de producto, ya que ahora contamos con prototipos del software que necesitaremos perfeccionar y testar antes de dirigirnos a clientes”, explica este cordobés de 25 años, que junto a sus compañeros sevillanos de 34 y 26 años, ha creado Intelliment Security. En una segunda etapa, requerirán 1,5 millones de euros más para la comercialización e internacionalización y ya, en el cuarto año de andadura, prevén tener ganancias.

 

Básicamente, el valor añadido de su proyecto radica en que han dado a luz un software cuya misión consiste en reducir el tiempo dedicado a gestionar cortafuegos -o firewalls-, reducir la especialización del personal dedicado a esta tarea, mejorar la calidad, rendimiento y consumo energético, y facilitar la migración entre los fabricantes de los diferentes sistemas que existen. Sus clientes serán medianas y grandes empresas que tengan, como mínimo, entre cinco y diez firewalls.

 

Los planes de Intelliment Security pasan por estar en marcha dentro de unos tres meses y generar 10 puestos de trabajo el primer año, que repuntarán hasta los 56 en 2016, año en el que la facturación se situará en torno a 21 millones. Los promotores aún no han decidido dónde estará la sede de la empresa, aunque Sevilla gana enteros.

 

Los otros dos proyectos premiados por el concurso con sendos accésit se hicieron con media beca para cursar un máster en la EOI, valorado en más de 9.000 euros. Trajesamedida.com es la idea de José Molina, Carlos Bel y David Moreno y consiste en la venta de chaquetas, pantalones y camisas a medida, así como accesorios, a través de su web. La diferencia con respecto a tiendas tradicionales es, según Molina, la calidad de los trajes, “puesto que se fabrican en la India con las mejores telas”, el ahorro de tiempo, pues el cliente los recibirá en dos semanas, y de dinero, ya que su precio irá de 250 a 300 euros. Sus previsiones apuntan a que la empresa arrancará antes del verano, siempre que consigan los 100.000 euros que necesitan inicialmente. De ahí que estén tocando varias puertas, entre ellas, el programa Campus de la Junta. Las metas de Trajesamedida.com son superar los dos millones en ventas en cuatro años y generar 12 empleos.

 

Matestone también se alzó con otro accésit. El grupo compuesto por María Jesús Mosquera, Darío Facio, Luis Pinho, Juan Illescas, Farid el Haddad y María Villahoz necesita unos 45.000 euros para poner en marcha su empresa, que podría estar funcionando en ocho meses en la provincia de Cádiz. Su actividad está centrada en el desarrollo de nanomateriales aplicables principalmente a la piedra, aunque también a la piel, el vidrio o la madera con el fin de hacerlos más resistentes o dotarlos de propiedades especiales, como repeler el agua o lograr autolimpiarse. “Tenemos que pasar de ser un grupo de investigación a una spin-off dotada con un buen laboratorio de producción que nos permita dar una rápida respuesta a los clientes y producir mayores volúmenes de producto”, explica Villahoz.

 

Los otros dos finalistas, Medblue Airlines, centrado en crear una compañía aérea regional de bajo coste para el sur de Europa y el Norte de África, y Georemindme!, especializado en aplicaciones para el móvil que permiten intercambiar sugerencias de lugares entre usuarios, también recibieron el reconocimiento de los organizadores. Y, además, se llevaron en el zurrón la formación recibida, la pertenencia a Redepyme y el apoyo de la EOI a lo largo de la vida de sus empresas.

 

El director general de Acesur, Gonzalo Guillén Benjumea, fue el encargado de impartir una lección magistral a los jóvenes. Se centró en los pilares en los que se está apoyando su empresa familiar para capear la crisis. Calidad, marca, innovación e internacionalización brotaron en reiteradas ocasiones en su discurso. “España es el mayor productor mundial de aceite de oliva, pero nuestras marcas no se conocen; el sector tiene que unirse para crear una imagen potente que abra mercados”, indicó. Acesur ya está presente en más de 80 países y facturó 430 millones en 2011.

 

El presidente de Grupo Joly, José Joly, apuntó que estos premios ayudan a los jóvenes en la etapa más difícil -”lo peor es arrancar”- y el director general de la Agencia IDEA, Antonio Valverde, animó a los emprendedores a usar la red de incentivos de la Junta. El director general de la EOI, Fernando Bayón, subrayó que el espíritu empresarial “es hoy más necesario que nunca”.

 

Fuente: Diario de Sevilla