Facebooktwittermail

La población mundial aumenta de forma imparable y ello conlleva un rápido incremento de la demanda de toda clase de recursos, desde agua y suelo hasta energía y alimentos.

 

La capacidad para atender esta demanda se encuentra limitada por factores como el cambio climático y el uso de prácticas agrícolas insostenibles. Los artífices de un proyecto financiado con fondos europeos se proponen remediar, al menos parcialmente, este reto tan acuciante demostrando la viabilidad de un innovador sistema de acuaponia que hace posible una producción de alimentos sostenible y prácticamente sin emisiones nocivas.

 

Se trata del proyecto INAPRO («Innovative model and demonstration based water management for resource efficiency in integrated multitrophic agriculture and aquaculture systems»), que durará cuatro años y recibirá una financiación próxima a los 6 millones de euros en virtud del Séptimo Programa Marco de la UE. Está previsto el establecimiento de cuatro emplazamientos piloto de unos 500 metros cuadrados situados en España, Bélgica, Alemania y China y se partirá de la labor realizada anteriormente en el seno del proyecto alemán ASTAF-PRO («Aquaponics system for emission free tomato- and fish production in greenhouses`).

INAPRO, un proyecto de elevado perfil tecnológico, cuenta con la participación de dieciocho socios de ocho países y tiene su sede en el Instituto Leibniz de Ecología de Agua Dulce y Pesca Continental (IGB, Berlín), cuyos científicos desarrollaron anteriormente la tecnología de ASTAF-PRO.

 

La acuaponia surge de conjugar la acuicultura y la hidroponia y consiste en la cría de peces y el cultivo de vegetales siguiendo un sistema integrado productivo y atractivo. Se le atribuyen aplicaciones casi infinitas, puesto que no precisa de suelo fértil ni de un gran aporte de agua, de manera que puede practicarse prácticamente en cualquier lugar. Los científicos del IGB opinan que se trata de una tecnología ecológica que podría realizar una contribución «excepcional» a la seguridad alimentaria mundial.

 

En el marco de este nuevo proyecto se tratará de incrementar la viabilidad comercial de la acuaponia mediante una labor de modelización, desarrollo y comprobación de un método que, se espera, ofrezca eficiencia en el consumo de agua y energía y, a la vez, permita mantener condiciones de producción óptimas tanto en la acuicultura como en la horticultura. Se considera indispensable aportar un enfoque europeo al campo de la investigación sobre la acuaponia, en alza en todo el mundo, un enfoque fundamentado en la condición de Europa como centro mundial de excelencia e innovación tecnológica en los sectores de la acuicultura y la horticultura hidropónica.

 

El profesor Werner Kloas, uno de los impulsores de esta propuesta, opina que ASTAF-PRO ofrece una huella de carbono y un consumo de agua «notablemente menores» si se compara con los sistemas al uso. Y añadió: «Aspiramos a demostrar la viabilidad económica del sistema. INAPRO brindará oportunidades comerciales nuevas para la innovadora acuaponia dentro y fuera de Europa, para los productores y los proveedores de tecnologías de industrias manufactureras y para los usuarios finales».

 

Por su parte, el Dr. Georg Staaks, coordinador del proyecto, señaló que ASTAF-PRO supone la base tecnológica de INAPRO, e indicó que «en colaboración con nuestros socios en este proyecto, experimentados, muy cualificados y procedentes de los ámbitos de la ciencia y la industria de distintos países, nos proponemos abarcar la cadena de valor en su totalidad, desde la investigación hasta la comercialización. Todos los interesados tendrán ocasión de probar de forma experimental esta tecnología tan innovadora».

 

Ambos científicos coincidieron en que este proyecto adelantado a su tiempo podría abonar el terreno para contar con un método más sostenible de cultivo que emplea muy pocos insumos para producir una variedad muy amplia de alimentos sanos y de gran valor durante todo el año.

 

Fuente: CORDIS