Facebooktwittermail

El Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera analiza las posibilidades reproductivas de este crustáceo, de gran interés comercial.

 

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, a través del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa), ha elaborado un estudio en el que confirma el potencial del centollo para la industria acuícola, ya que su producción es viable y a su vez cuenta con factores positivos para su cultivo.

 

En este informe, titulado ‘El centollo, una oportunidad para la diversificación de la acuicultura’, cuya autoría lidera el centro Ifapa ‘Agua del Pino’ de Cartaya (Huelva), se detalla la elevada tasa de reproducción, corta vida larvaria y buena adaptabilidad a las condiciones de cría en cautividad de esta especie de gran interés comercial.

 

Los investigadores añaden que el centollo es una especie atractiva para la acuicultura y con bastante potencial, ya que gracias al diseño de un determinado tipo de alimentación en solo un año adquiere un tamaño máximo muy interesante para el mercado y su consumo en el canal de distribución y restauración.

 

Los autores del estudio destacan factores óptimos en torno a esta especie, como la facilidad para iniciarse en el cultivo, ya que los reproductores se consiguen mediante su compra en el mercado, su buena capacidad de adaptación a las condiciones de cautividad en los tanques de cultivo favorece su paso a juveniles y, además, se reproducen de manera rápida y exitosa.

 

Una vez adulto, el transporte puede realizarse en seco, pues son animales que aguantan bien la estancia fuera del agua y la utilización de simples cajas de poliestireno expandido da buenos resultados. No obstante, se recomienda añadir elementos cotidianos para mantener fresco el ambiente, como tabletas frigoríficas de plástico, si el calor es intenso.

 

Dieta

Por otro lado, el tipo de dieta utilizada es un factor en el que aún se debe continuar profundizando según la opinión de los expertos de Ifapa. Actualmente la alimentación de los centollos resulta muy costosa, motivo que lleva a hacer necesario el diseño de piensos artificiales para abaratar los costes de producción y asegurar así la máxima rentabilidad.

 

Este estudio, cofinanciado por la Junta Nacional Asesora de Cultivos Marinos (Jacumar), ha tenido como objetivo principal la búsqueda de condiciones óptimas de cultivo de una especie nueva para la acuicultura, que permita diversificar la excesiva dependencia de un sector que actualmente centra su producción en muy pocas especies.

 

Fuente: Junta de Andalucía