Facebooktwittermail

El primer edificio proyectado por CTAER en Tabernas para la investigación y ensayo de nuevas tecnologías que aprovechen la energía solar obtiene calificación energética de rango B


El edificio cuenta con un sistema de climatización original, pensado para un entorno con escasez de agua que puede ser replicado en otros lugares del mundo de características climáticas similares a las del desierto de Tabernas


El edificio de control de la Instalación Solar Experimental de Geometría Variable del CTAER, ubicado en el municipio almeriense de Tabernas ha obtenido la calificación energética de rango B. El edificio es el primero que proyecta el CTAER en Tabernas, donde se ubica su área de investigación en energía solar, y forma parte de un proyecto de adecuación de las 91 ha que este centro tecnológico tiene cedidas para realizar ensayos que permitan el avance de las tecnologías que aprovechan la radiación solar para generar energía útil.

 

Esta calificación se ha calculado mediante el programa informático denominado Calener-GT que es una herramienta promovida por el Ministerio de Economía y Competitividad, a través del IDAE, junto al Ministerio de Vivienda, para la calificación de la eficiencia energética de edificios del sector terciario. En el caso del edificio que ha proyectado el CTAER en Tabernas se ha utilizado la aplicación informática complementaria, denominada PostCalener, para puntualizar en el tratamiento de componentes, estrategias, equipos o sistemas.

 

Hay que destacar el sistema de climatización del edificio por su alta eficiencia energética y originalidad.

 

Descripción de la instalación de climatización

La instalación de base es una bomba de calor agua-agua para permitir los ensayos y medidas que se han diseñado y construido. En ese sentido, se cuenta con un volumen de 10.000 litros de agua alojado en dos depósitos subterráneos (5000 litros cada uno) y una marquesina solar, conectada a estos depósitos, colocada en la cubierta del estacionamiento de vehículos aneja al edificio, capaz tanto de captar radiación solar por el día como de disiparlo por radiación infrarroja durante la noche.

 

En definitiva, en temporada de invierno, el agua almacenada se calienta durante el día en el dispositivo de intercambio radiativo de la marquesina; en ese caso con radiación solar de onda corta, de manera que el calor almacenado es posteriormente “bombeado” a las estancias climatizadas.

 

Por otro lado en temporada de verano, el agua almacenada actúa como sumidero del calor extraído de las estancias climatizadas, de forma que durante la noche este agua se refrigera por emisión de radiación infrarroja en el dispositivo de intercambio radiativo situado en la marquesina.

 

Asimismo, un avanzado sistema de regulación y control permite una óptima gestión de los sumideros térmicos y la máquina térmica para contribuir a mantener las condiciones de confort en el edificio con un mínimo consumo energético.

 

El estudio previo CALENER Y POST-CALENER (que incluye la calificación del edificio) y la instalación de climatización de alta eficiencia han sido co-financiados por el Fondo de Desarrollo Regional.

 

Fuente: CTAER