Facebooktwittermail
Más de setenta expertos en espionaje industrial se han reunido  en las instalaciones del Campus de La Asunción de Jerez de la Universidad de Cádiz, en una jornada que se ha centrado en analizar y debatir cómo éste fenómeno afecta a las empresas y centros de investigación existentes. Esta cita, organizada por el Ágora de Seguridad SECURITAS de la UCA con la colaboración, entre otros organismos, del Parque Tecnológico TecnoBahía y del Parque Científico Tecnológico Agroindustrial de Jerez, ha sido inaugurada por el coordinador de este foro, el profesor Antonio Díaz, el director general de Universidad y Empresa de la Universidad de Cádiz, Javier Pérez, y la responsable de Relaciones Institucionales del Centro Nacional de Inteligencia. 
A lo largo del encuentro, se ha analizado el peligro que supone el espionaje industrial no sólo para multinacionales sino también para las PYME, además de mostrar las claves que ayuden a estas instituciones a protegerse ante este riesgo que “con la crisis económica ha aumentado”. Y es que, como explica el profesor Antonio Díaz, coordinador del evento, “existe una falta de conciencia de la cantidad de información que se roba de las empresas y universidades y que suponen unos 50.000 millones de euros al año en países como Alemania, Reino Unido o España. Este fenómeno no sólo se produce al sustraer información tecnológica de laboratorios sino en las propias ferias comerciales o a la hora de competir en concursos internacionales, donde, tener información supone la diferencia entre ganar o perder contratos millonarios que afectan a nuestra economía y al empleo”. 
De hecho, se estima que, en la actualidad, el 70% del valor medio de una empresa reside en la información que posee, por lo que la jornada ha intentado sensibilizar sobre la dimensión del problema que el espionaje industrial supone para la economía española y su patrimonio científico y tecnológico. 
Esta jornada de trabajo, que estaba dirigida exclusivamente a responsables de seguridad, investigación y comercialización de empresas y centros de investigación, ha logrado reunir a representantes del Centro Nacional de Inteligencia y sus centros adscritos (Centro Criptológico Nacional y la Autoridad Nacional de Seguridad para la protección de Información Clasificada), además de empresas como Telefónica o agencias privadas de inteligencia y gestión de riesgos. 
La cita, que forma parte de las actividades del Ágora de Seguridad UCA-SECURITAS creado el pasado mes de noviembre entre ambas instituciones para el desarrollo de iniciativas en el campo de la seguridad, también ha servido para establecer una nueva línea de colaboración con el Centro Nacional de Inteligencia. 
Fuente: TecnoBahía y PTA de Jerez