Facebooktwittermail

 

La presidenta de la Junta plantea una agenda de reformas para el “salto de calidad” que necesita la economía andaluza

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha señalado como objetivo para 2015 la creación de empleo a más velocidad en Andalucía para bajar la “tasa insoportable” de paro y que la recuperación llegue “a todos”.

 

Susana Díaz ha indicado, en un foro organizado por el diario SUR, que va a trabajar para que 2015 sea un “gran año” para el empleo en Andalucía y que continúe la senda que ha permitido que, en los dos últimos meses, la comunidad haya creado la mitad de los empleos y haya destruido un tercio del desempleo con respecto al conjunto de España.

 

La presidenta de la Junta ha valorado los resultados “satisfactorios” de los planes de empleo, que han permitido la realización de 40.000 contratos y alcanzarán los 60.000 en los próximos dos meses, a los que se suma el programa de construcción sostenible, que va a continuar con “mejoras” para beneficiar a “muchas más pymes” de manera indirecta.

 

Dentro de la “agenda de reformas” para que la economía andaluza dé el “salto de calidad” que necesita, Díaz ha citado el aumento del tamaño de las empresas andaluzas, la necesidad de que gocen de financiación suficiente; la mejora del capital humano, con una formación “a demanda y no a oferta”; la reorientación de la especialidad productiva hacia las actividades industriales, la apuesta por el I+D+i, el incremento de inversiones en la economía digital, el salto en la internacionalización de las empresas y la apuesta por la red de transferencia del conocimiento.

 

Junto a ello, según la presidenta, es necesario un sector público “eficaz” y que, desde el punto de vista económico, “facilite al máximo la creación y desenvolvimiento de nuestras empresas”. En esa línea, ha precisado que, aunque Andalucía tiene “prácticamente un 43% menos de trámites que la Administración estatal”, hay que “seguir” para “facilitar la creación y el desenvolvimiento” de empresas garantizando al mismo tiempo la “seguridad jurídica”.

 

Un giro en la política económica europea

 

“Necesitamos, en definitiva, dar un salto de calidad que nos permita una economía más sólida, más diversificada y más competitiva”, ha dicho Susana Díaz, que ha destacado la necesidad, también en el ámbito europeo, de afrontar esta “encrucijada histórica” e “inaugurar un nuevo tiempo”, tras el fracaso de la “estrategia de la austeridad a ultranza”.

 

Para la presidenta andaluza, “Europa necesita un giro en la política económica” y, en ese sentido, el Plan de Inversiones anunciado por el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, es “una oportunidad” que Andalucía va a aprovechar.

 

Susana Díaz ha explicado que solicitará que aumente la financiación pública en este plan Juncker a través de eurobonos y ha recordado que, entre las inversiones que solicitará Andalucía dentro de este programa, se encuentran obras tan emblemáticas como la conexión Algeciras-Bobadilla o el Corredor Ferroviario de la Costa del Sol.

 

Junto a esa necesidad de estímulo económico, Díaz ha remarcado que “no estaré satisfecha si esa recuperación no llega a todos, si no la sienten las familias y si no empieza a compensar las insoportables tasas de desigualdad que ha traído ese camino de austeridad a ultranza”.

 

Por ello, la presidenta de la Junta ha considerado que blindar los servicios públicos es “una exigencia ética y política y un elemento central de la acción de mi gobierno” y, por ello, el presupuesto autonómico de este año 2015 recoge “aumentos en todas las partidas sociales”.

 

Reforma de la financiación

 

Con este objetivo, Susana Díaz ha insistido en su reclamación al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para que reforme el sistema de financiación autonómica, porque “de ella dependen los recursos que podamos dar al conjunto de los ciudadanos y porque siempre he defendido que las leyes están para cumplirlas, todas, la de financiación autonómica también”.

 

“Necesitamos un sistema justo si queremos crear empleo por encima de la media, si queremos blindar el Estado del bienestar, si queremos que nuestros servicios públicos sean acordes con una sociedad moderna”, ha dicho Díaz, que ha defendido para Andalucía “los recursos públicos que le corresponden y que son de derecho”.

 

Además, ha considerado que “no es aceptable que por cuestiones partidistas, por tacticismo electoral, se esté maltratando económicamente a una comunidad a la que le hace falta, como Andalucía”.

 

Díaz ha apostado por hacer una “gran alianza” con las clases medias, que en muchos casos han sufrido “con virulencia las consecuencias de la crisis económica”, basada en el “impulso reformador” y en la “firmeza en la excelencia de lo público” de manera que “los ciudadanos tengan la plena seguridad de que los servicios públicos son la mejor garantía para su calidad de vida y que se corresponden plenamente con su aportación a las arcas públicas”.

 

Las reformas, según la presidenta de la Junta, son también necesarias para “recuperar la credibilidad y la confianza de los ciudadanos en lo público”, porque “el alejamiento de la ciudadanía no contribuye a fortalecer ni la democracia ni las instituciones”.

 

Susana Díaz ha tenido también palabras en su discurso de recuerdo a las víctimas de los atentados terroristas de Francia, recalcando que “aquí no hay una guerra de civilizaciones, sino un combate entre la civilización y la muerte, entre la democracia y la amenaza totalitaria”.

 

“No cometamos el error de establecer nuevas trincheras en nuestra sociedad”, ha dicho Díaz, que ha considerado que “la manifestación de París debería señalar el camino que tenemos que recorrer: unidad de todos los demócratas y firmeza en la defensa de nuestro modelo de convivencia y de libertades”.

 

Además, la presidenta ha incidido en la necesidad de un “papel más activo de Europa, un papel evidentemente en las cuestiones de seguridad pero también en cuestiones económicas, en cuestiones medioambientales, en cuestiones de proyecto de lo que tiene que ser nuestro viejo Continente”, porque “ningún país, por poderoso que sea, está en condiciones de afrontar en solitario todos los desafíos a los que en estos momentos nos estamos enfrentando como sociedad”.

 

Fuente: Junta de Andalucía