Facebooktwittermail

La presidenta de la Junta visita el Hospital Virgen del Rocío para conocer los avances en el ensayo clínico para el tratamiento de la ELA

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha garantizado que Andalucía seguirá apostando por la investigación en salud, tras invertir 250 millones en los últimos años en esta materia y situarse en la “vanguardia” en el tratamiento de enfermedades raras, con 24 ensayos clínicos en marcha.

En el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde ha conocido los avances en el ensayo clínico para el tratamiento de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que realizan cuatro centros públicos andaluces, Susana Díaz ha subrayado que el Instituto Andaluz de Terapias Avanzadas es una “referencia en el conjunto de la sanidad pública en España”.

 

De cara al futuro más inmediato, la presidenta de la Junta ha apuntado que “la idea es que los 24 ensayos en marcha tengan la financiación suficiente, que garantice su finalización y, si desde criterios sanitarios y de investigación se considera que se pueden iniciar otros ensayos, se tendrá en cuenta”.

 

Junto a la investigación, Susana Díaz ha valorado que la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales permite la coordinación entre las asociaciones de afectados por esta enfermedad y el Servicio Andaluz de Salud a la hora de poner en marcha este tipo de ensayos.

En el caso de la ELA, el ensayo puesto en marcha el pasado verano tendrá una duración aproximada de 12 meses y contará con la participación de 40 pacientes para los que no existe un tratamiento eficaz.

 

Los hospitales que desarrollan esta investigación con células madre son, además del Virgen del Rocío, el Virgen Macarena de Sevilla, el Hospital Regional de Málaga y Hospital Reina Sofía de Córdoba. Susana Díaz se ha reunido en Sevilla con los responsables de la investigación, con los representantes de la asociación ELA Andalucía y con los pacientes afectados.

 

Andalucía ha puesto en marcha este ensayo clínico fase I/II con el que evalúa, principalmente, la seguridad de la inyección de tres diferentes dosis de células madre mesenquimales procedentes del tejido adiposo del propio paciente como posible alternativa terapéutica en pacientes con ELA. Como objetivos secundarios, también se estudia la tolerabilidad y efectos terapéuticos de dicho tratamiento. La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales y el Instituto de Salud Carlos III financian este estudio, con un coste global superior al medio millón de euros.

 

Según las investigaciones realizadas hasta el momento, se sabe que las células troncales o células madre multipotenciales estimulan la reparación celular, por lo que los investigadores entienden que la terapia celular puede suponer una solución alternativa al uso de agentes neuroprotectores en la ELA, que sólo consiguen efectos moderados sobre la sintomatología de esta grave enfermedad degenerativa.

 

Junto a los ensayos clínicos para testar la seguridad y eficacia de posibles nuevos tratamientos para las personas que padecen ELA, en los últimos años se ha impulsado y apoyado proyectos de investigación básica y preclínica en este campo.

 

Abordaje integral

La esclerosis lateral amiotrófica es una enfermedad degenerativa de tipo neuromuscular. Se origina cuando unas células del sistema nervioso, llamadas motoneuronas, disminuyen gradualmente su funcionamiento y mueren, provocando una parálisis muscular progresiva de pronóstico mortal.

 

La ELA afecta sobre todo a adultos entre 40 y 70 años, aunque hay muchos casos en personas más jóvenes. En España, se estima que cada año se diagnostican casi unos 900 nuevos casos de ELA y que el número total de casos ronda las 4.000 personas, con una prevalencia de 1/10.000.

Debido a su alta adversidad, la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales concede a la ELA prioridad dentro de sus estrategias de atención sanitaria y en el marco del Plan de Atención a las Personas Afectadas por Enfermedades Raras.

 

En colaboración con la Asociación ELA Andalucía, se puso en marcha el proyecto ‘Al Lado ELA’, con el que se pone en valor la ayuda mutua entre iguales y el respeto a los derechos de las personas con enfermedad. Asimismo, se desarrolla un trabajo colaborativo gracias a un modelo participativo en el que personas afectadas, familiares y las asociaciones trabajan conjuntamente a fin de mejorar la calidad de la atención que se ofrece.

 

Otra herramienta basada en el consenso y en la coordinación entre equipos profesionales para mejorar la asistencia a la enfermedad lateral amiotrófica es la Guía Asistencial de ELA, elaborada en el marco del Plan de Atención a Personas Afectadas por Enfermedades Raras de Andalucía.

 

Fuente: Junta de Andalucía