Facebooktwittermail

 

 

El proyecto Conservapesca aplica nuevas soluciones tecnológicas para mejorar la presentación, el consumo y la conservación del pescado.

 

Surgenia, Centro Tecnólogico Andaluz del diseño se convierte en uno de los Organismos Públicos de Investigación (OPI) de la provincia de Córdoba que participa proyecto liderado por la empresa Abelló Linde y en el que participan empresas lideres en la elaboración y comercialización de pescado, catering, aditivos y envasado, éstas son: Procosur, BASTILA 2009, AVTS, Domca, Plastienvase y Citagro. El programa Inntercontecta -desarrollado por la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, a través de la Agencia IDEA, y por el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI)- nace para impulsar el desarrollo de proyectos innovadores de cooperación público-privada. Andalucía pondrá en marcha 32 proyectos de investigación y desarrollo que recibirán 100 millones de euros procedentes del Programa Innterconecta y que movilizarán una inversión privada superior a los 275 millones de euros.

 

El proyecto Conservapesca, tiene como objetivo desarrollar una nueva gama de productos procedentes de la pesca mejorando su procesado, calidad, conservación y comercialización, además de su adapatación a la realidad actual y a las tendencias de consumo de la sociedad. Para ello, integrará diferentes técnicas de transformación, envasado y conservación dentro de los eslabones de fabricación de productos alimentarios. La investigación resulta fundamental en el desarrollo de las numerosas posibilidades de la tecnología de envases. El diseño estará presente a partir de nuevos formatos y materiales que aporten un valor diferenciado al producto en su comercialización. Para ello Surgenia trabajará a través de un equipo de expertos y consumidores que participarán en el diseño de los productos.

 

La conservación de los alimentos es uno de los retos principales de la industria alimentaria. Aquellos productos con una caducidad muy corta necesitarán métodos de conservación que prolonguen su vida útil, para proporcionar al consumidor alimentos que garanticen la máxima calidad y fiabilidad desde el punto de vista de la seguridad alimentaria. Con el desarrollo de nuevas técnicas de producción, como las que plantea Conservapesca, el reto ya no solo se encuentra en la elaboración de alimentos, sino también en la forma de conservarlos, transportarlos y presentarlos con el fin de alargar su vida útil sin alterar las características nutricionales y hacerlos atractivos para el consumidor de nuestro tiempo.

 

Fuente: SURGENIA