Facebooktwittermail

La historia está llena de personajes que han revolucionado el transcurso del mundo gracias a sus teorías e inventos, como los hermanos Wright, Graham Bell o Albert Einstein. En la actualidad se echa en falta el nacimiento de nuevos pensadores que puedan aportar soluciones a problemas tan enquistados como el hambre, el paro o la pobreza, y sobre este trasfondo surge la competición Call to Innovation, un concurso que busca a emprendedores que quieran enfrentarse a los grandes rompecabezas mundiales.

 

 

Bajo el tema: ¿Cómo resolverías los grandes problemas de España a través de la tecnología?, se quiere encontrar a jóvenes que tengan ideas revolucionarias para solucionar los obstáculos que afectan a la sociedad española, como la crisis, la sanidad, el paro, la educación o el consumo energético.

 

El concurso, organizado por el centro Singularity University, sede de la NASA en Silicon Valley (California), afronta su segunda edición tras realizarse el año pasado a nivel andaluz. Los dos ganadores en España de la competición recibirán una beca, valorada en 24.000 euros cada una, para estudiar en el programa de posgrado Graduate Studies Program durante el verano de 2012. El tercer y el cuarto clasificados recibirán una beca, valorada en 12.000 euros cada una, para transformar sus ideas y proyectos en empresas reales de alto crecimiento global.

 

Graduate Studies es un programa interdisciplinar que dura 10 semanas y está comprendido por clases teóricas y prácticas sobre campos como el Derecho, la Ética, la Biotecnología, la Nanotecnología o la Inteligencia Artificial, impartidas por expertos del sector a nivel internacional. Cada año recibe cientas de solicitudes entre las que se seleccionan 80 candidatos de 35 países para analizar los mayores avances tecnológicos que están transformando el planeta y explorar cómo usarlos para resolver los grandes problemas de la Humanidad.

 

Juan Martínez Barea, profesor en Sevilla del Instituto Internacional San Telmo y representante de Singularity University en España, es el organizador de esta competición. Él sabe muy bien lo que significa su premio, al haber participado en uno de los cursos de posgrado del centro estadounidense. “Además de plantear soluciones a grandes problemas, la estancia en Silicon Valley es una oportunidad increíble para cualquier persona. Te codeas con los mejores en cada campo y comparten contigo sus puntos de vista, algo muy enriquecedor”, explica el docente.

 

Lo que se valora con mayor peso desde el programa y el centro estadounidense es que la idea sea ambiciosa y que sus creadores quieran mejorar la realidad social materializando sus planes. El sevillano Luis González-Blanch fue uno de los ganadores de la anterior edición y actualmente está poniendo en marcha su empresa, Global Incubator, que fabrica software para la gestión de incubadoras de otras compañías, con sede en Sevilla y Madrid, con la que quiere expandirse a Estados Unidos. “El curso amplía tu visión de las tecnologías como herramientas para solucionar problemas desde un punto de vista solidario. El nivel que hay, tanto en Singularity University como en Call To Innovation, es enorme, pero eso es un aliciente y también ayuda a mejorar”, afirma el ingeniero industrial.

 

Para participar en este concurso hay que enviar un vídeo a www.calltoinnovation.com, donde se explique el proyecto, así como las capacidades del participante y su experiencia en el lanzamiento de ideas. El plazo para el envío de los proyectos termina el 7 de abril, cuando un jurado compuesto por expertos del mundo de la empresa y la tecnología, junto a miembros de Singularity University, analizarán las propuestas y finalmente, el 4 de mayo, se hará público el resultado del concurso.

 

Fuente: DIARIO DE SEVILLA