Facebooktwittermail

16 capitales españoles constituyen en Logroño una asociación que buscará una mejor calidad de vida para sus ciudadanos a través de la innovación.
Santander presidirá la Red y Valladolid será la sede en la Agencia de Innovación

La “Red nacional de ciudades inteligentes” se ha constituido hoy en Logroño en un acto al que asistieron los alcaldes de Santander, Íñigo de la Serna; Huesca, Ana Alós; Cáceres, Elena Nevado; Pamplona, Enrique Maya; Valladolid, Francisco Javier León de la Riva; Palencia, Alfonso Polanco; y de Logroño, Cuca Gamarra, junto a los concejales y representantes políticos de Madrid, Barcelona, Sevilla, Vitoria, Burgos, La Coruña, Málaga, Castellón y Salamanca, que son todas las ciudades que han puesto en marcha esta iniciativa.

Santander presidirá la Red Nacional de Ciudades Inteligentes, que se constituyo el viernes pasado en Logroño, y que reunirá en una asociación a 16 capitales decididas a promover una gestión más eficiente de las infraestructuras y servicios urbanos, la reducción del gasto público y la mejora de la calidad de los servicios. El objetivo final de la Red es atraer la actividad económica y generar progreso en cada una de las ciudades con el apoyo de las nuevas tecnologías.

El alcalde, Íñigo de la Serna, ostentará la presidencia de una iniciativa que busca intercambiarán experiencias en el ámbito de la innovación, impulsar el uso de las nuevas tecnologías para mejorar y hacer más eficientes los servicios públicos y promover la creación de un marco de estabilidad jurídica para las empresas del sector.

Además de Santander, formarán parte de la red Logroño, Huesca, Cáceres, Pamplona, Valladolid, Palencia, Madrid, Barcelona, Sevilla, Vitoria, Burgos, La Coruña, Málaga, Castellón y Salamanca.

El alcalde se mostró muy orgulloso y agradecido de que Santander ocupe la presidencia de esta Red, decidida por unanimidad por parte del resto de ayuntamientos, y se comprometió a trabajar intensamente para sacar el máximo rendimiento a la oportunidad que se les brinda a todas las ciudades que forman ya parte de la red y a las que se incorporen posteriormente.

“Nuestra apuesta por la innovación es indudable e imparable”, sentenció De la Serna, quien opinó que con la constitución de la Red de Ciudades Inteligentes se va a favorecer e impulsar aún más el trabajo que se está llevando a cabo en este sentido en Santander, a través de proyectos como SmartSantander, OutSmart o SmartSearch.

Se trata de generar trabajo en red, de compartir y de saber que juntos tenemos muchas más posibilidades que por separado”, explicó De la Serna, quien indicó que, además de intercambiar experiencias entre las ciudades, se pretende generar un espacio de garantía jurídica para el sector empresarial.

“Nuestras empresas tecnológicas, que están apostando claramente por la creación de riqueza y empleo, por el cambio de modelo productivo, necesitan que haya estabilidad jurídica en los productos y proyectos que van a desarrollar y que tengan un marco común para que sepan que pueden desarrollar una aplicación en un espacio y que el mercado abarque todo el territorio español”, apuntó el alcalde de Santander, quien incidió en la voluntad de favorecer, a través de la Red de Ciudades Inteligentes, la colaboración público-privada en este sector.

Otro de los objetivos consiste en que los miembros de la Red mejoren sus servicios públicos, ahorrando costes, y que puedan acceder en conjunto a programas europeos para conseguir financiación para sus proyectos.

Una red abierta a la incorporación de nuevos miembros

La Red de Ciudades Inteligentes tendrá como finalidad impulsar, con el apoyo de las nuevas tecnologías, una gestión más eficiente de las infraestructuras y servicios urbanos, la reducción del gasto público y la mejora de la calidad de los servicios, todo ello con el objetivo final de atraer la actividad económica y generar progreso en cada una de las ciudades integrantes.

En total, son 16 capitales de provincias las que conformarán el grupo fundador de la Red de Ciudades Inteligentes, que seguirá abierta a todas aquellas que compartan los objetivos y quieran sumarse a esta iniciativa, que surgió de un grupo más reducido de ciudades (Santander, Cáceres, Palencia, Vitoria y Burgos, además de Logroño), que ya mantuvieron su primer encuentro en Santander, el pasado mes de junio.

Fue en aquella primera reunión en la que se redactó y ratificó un Manifiesto en el que se trasladaba el compromiso de todos los firmantes de propiciar el progreso económico, social y empresarial de sus respectivas ciudades a través de la innovación.

El documento elaborado en aquel momento ha servido de base para la redacción del Acta Fundacional y, posteriormente, de los Estatutos, que esta mañana se han analizado en Logroño para posteriormente ser tramitados en cada uno de los ayuntamientos constituyentes.

La Red será presidida por Santander, mientras que el resto de ciudades impulsoras del proyecto (Cáceres, Palencia, Vitoria, Burgos y Logroño) ocuparán las vicepresidencias, y los demás miembros ocuparán puestos como vocales.

No habrá ninguna cuota de inscripción y la siguiente asamblea de la Red será en Valladolid en primavera, si bien previamente está prevista la puesta en marcha, con carácter inmediato, de un comité técnico de expertos.

Fines y objetivos

Entre los fines expuestos en estos trabajos previos a la constitución oficial de esta unión de ciudades destacan el impulso a la promoción y desarrollo de nuevos conocimientos y avances tecnológicos orientados a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y a ofrecer servicios públicos inteligentes más eficientes y de la investigación y el uso de las nuevas tecnologías, que posibiliten el desarrollo y la innovación desde un punto de vista municipal.

También la divulgación de los avances tecnológicos y proyectos desarrollados por las ciudades, el fomento del uso de las nuevas tecnologías entre los ciudadanos, empresas y el propio ciudadano para lograr una ciudad más eficiente e interactiva y la promoción, dentro de la Red, de la transferencia de tecnología, mediante la cooperación entre las administraciones, empresas y agentes del sistema de innovación.

La Red de Ciudades Inteligentes también apostará por las estrategias de inteligencia colectiva para incrementar la prosperidad y competitividad local, la colaboración en el desarrollo de capacidades y el desarrollo de estrategias conjuntas de innovación urbana inteligente.

Asimismo, entre sus objetivos, cabe destacar la creación de infraestructuras más eficientes, la evaluación del impacto y alcance de las iniciativas y la satisfacción de los ciudadanos, empresas y agentes locales y la aplicación de políticas basadas en desarrollos tecnológicos inteligentes para impulsarnos hacia la sostenibilidad ambiental y social y como componente estratégico-económico a medio y largo plazo.

Fuente: Club de innovación