Facebooktwittermail

 

El consejero de Economía visita en Villaricos (Almería) las instalaciones de DSM Deretil, dedicada al desarrollo y fabricación de materias primas para antibióticos

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha considerado la investigación y el desarrollo “acelerador” de los cambios que Andalucía debe afrontar en su modelo productivo y ha defendido la investigación científica y técnica corno un “recurso esencial” para dotar de mayor valor añadido a la economía de la comunidad.

 

Sánchez Maldonado ha visitado en Villaricos (Cuevas del Almanzora, Almería) las instalaciones de DSM Deretil, empresa dedicada a la investigación, desarrollo, fabricación y comercialización de materias primas para la elaboración de antibióticos semi-sintéticos, como las penicilinas y las cefalosporinas.

 

Según el titular de Economía, es “prioritario” para la Junta de Andalucía facilitar a las empresas el desarrollo de la I+D+i. “Necesitamos incrementar la inversión privada en este campo, que actualmente representa un tercio del total en Andalucía”, ha indicado. A este respecto, ha explicado los instrumentos de los que dispone el Gobierno andaluz para respaldar la I+D+i empresarial, como los fondos reeembolsables, los incentivos a la innovación, los servicios avanzados para el emprendimiento, la internacionalización o la captación de inversiones, o las infraestructuras científico-tecnológicas a través de los once parques y centros tecnológicos repartidos por la geografía andaluza.

 

En este sentido, ha creído que “renunciar a la I+D+i es hipotecar nuestro futuro y desperdiciar todos los logros alcanzados en las últimas décadas”. En los últimos 20 años Andalucía ha conseguido un cambio estructural en este campo y los contratos de 1+D con empresas se han multiplicado por diez, la producción científica por ocho y las patentes se han multiplicado por cuatro. Además, la región cuenta con una comunidad científica de relevancia nacional e internacional con más de 2.000 grupos de investigación y cerca de 30.000 investigadores.

 

Igualmente, ha subrayado el “papel protagonista” de las diez universidades públicas andaluzas en el “empuje” que vive Andalucía en I+D. Cerca de la mitad de los investigadores trabajan en las instituciones académicas, más de 12.000, y en la última década han conseguido duplicar el número de contratos de colaboración en proyectos de I+D entre las oficinas de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI) de las universidades y las empresas.

 

Visita a la empresa

El consejero ha hecho un recorrido por las instalaciones de DSM Deretil, compañía nacida en 1961 en Barcelona, con centro de producción en Villaricos (Cuevas del Almanzora) y con red comercial en Europa, América y Asia. Los más importantes antibióticos que se consumen en el mundo son elaborados gracias a las materias primas que se fabrican en estas instalaciones.

 

La firma ha llevado a cabo una continua estrategia de diversificación con el objetivo de ampliar su cartera de productos, dando como resultado la creación de diversas filiales: Deretil Agronutricional, Deretil Nature y Deretil Vitatech.

 

Deretil ofrece servicios de desarrollo para la fabricación de ingredientes químicos y farmacéuticos activos, por ejemplo en las fases intermedias de la cadena de producción. Además, es líder en la integración de procesos productivos desde las materias primas hasta los productos finales: productos derivados de la Fenilglicina.

 

Fuente: Junta de Andalucía