Facebooktwittermail

El consejero de Economía preside la apertura de curso de la Universidad de Málaga, que arranca con 35.458 estudiantes

 

 

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha apostado por la “capacidad de especialización” de las universidades para aumentar su competitividad, es decir, “la capacidad de potenciar las ventajas competitivas de nuestra región y reunir en torno a ellas los recursos y actores capaces de desarrollarlas”. Así lo ha manifestado durante la apertura de curso de la Universidad de Málaga, donde ha puesto como ejemplo de ello el Campus de Excelencia ‘Andalucia Tech’, una “alianza estratégica” para Málaga y Sevilla.

 

Sánchez Maldonado ha marcado como objetivo del Gobierno andaluz “convertir las universidades y centros de investigación en espacios competitivos, capaces de atraer el mejor talento y capaces de responder a las demandas de nuestro tejido productivo y de nuestra sociedad”. En este sentido, ha recordado que este curso se va a poner en marcha un programa para facilitar la contratación por parte de pymes de doctores o estudiantes de doctora en las universidades andaluzas.

 

De este lado, ha destacado el “dinamismo” de la Universidad de Málaga en sus relaciones con el tejido productivo, fundamentalmente mediante sus conexiones con el Parque Tecnológico de Andalucía. Actualmente, supera los 400 contratos de colaboración con empresas y ocupa el segundo puesto en Andalucía en transferencia tecnológica y el decimoquinto a nivel nacional. En creación de empresas de base tecnológica es la primera en Andalucía y la quinta de España, y la cuarta en número de patentes a nivel nacional.

 

El consejero, que ha hecho un análisis de la educación andaluza, ha defendido hoy el “éxito” del Sistema Educativo andaluz por su capacidad de “atender a los que tienen más dificultades y menos recursos”. donde ha lamentado las últimas iniciativas estatales que no hacen más que “generar incertidumbre y añadir dificultades a la institución y a las familias”.

 

Andalucía se mantiene un año más como la única comunidad autónoma que aplica un precio único, sin distinción por titulaciones o ramas de conocimiento; los precios públicos se han situado en los mínimos de las horquillas fijados por el Gobierno de España; continúa el programa de ayudas complementarias a las Becas del Ministerio y del programa Erasmus, de las que se benefician 8.000 andaluces; se mantiene el esfuerzo presupuestario para las Becas Talentia, que permitirán a 120 alumnos cursos estudios de postgrado en universidades prestigiosas de todo el mundo, y, como novedad, este curso la Junta de Andalucía ha reducido el precio de los masteres universitarios.

 

Para Sánchez Maldonado, “las universidades son una garantía de igualdad de oportunidad”, por lo que “debemos esforzarnos para que se garantice la formación también de quienes tienen unas condiciones socioeconómicas más desfavorables”. “Una sociedad en la que cada ciudadano puede aportar todo su potencial es más justa, y también más competitiva”, ha apostillado.

 

I+D+i

Por lo que respecta a la I+D+i, el titular de Economía ha abogado por “rentabilizar” la inversión en este capítulo, conseguir que el conocimiento generado por las universidades y centro de investigación impacte en el entorno productivo, “mejorándolo, haciéndolo más innovador y, por tanto, más competitivo y sostenible”. Los fondos destinados a investigación en Andalucía han crecido prácticamente el doble de la media de las comunidades autónomas. Somos la tercera comunidad que más recursos destina a la investigación, con una inversión de 1.700 millones de euros.

 

Y las universidades andaluzas, como ha señalado el consejero, desempeñan un “papel crucial en este empuje”, puesto que suponen el 43% del gasto en I+D y aportan casi la mitad de los investigadores que trabajan en Andalucía (12.000). Además, ha defendido que desde el Gobierno andaluz se ha mantenido los recursos destinados a la investigación (355 millones en los Presupuestos de la Junta de 2013), a lo que se ha sumado recientemente un último esfuerzo inversor en infraestructuras de calidad por valor de 113 millones.

 

“Nuestro compromiso con la universidad es irrenunciable”, ha subrayado el consejero, quien ha señalado que la colaboración entre el Gobierno andaluz y la comunidad universitaria es “permanente”, con objeto de dar solución a las tensiones de tesorería que afectan a las universidades en un contexto generalizado de reducción de recursos.

 

Por último, ha remarcado que el Gobierno andaluz es consciente de que apoyar la educación es “la mayor contribución que podemos hacer desde lo público” para dinamizar la economía y garantizar el desarrollo de una sociedad más preparada, más responsable y más libre.

 

La Universidad de Málaga, en cifras

La Universidad de Málaga arranca el curso 2013-2014 con 35.458 alumnos, de los que 19.343 son mujeres (55%) y 16.115 (45%) son hombres, cifras que suponen un ligero aumento con respecto al año anterior. En cuanto a su procedencia, el 4,4% son extranjeros. En relación a los estudiantes Erasmus, la Universidad de Jaén cuenta con un total de 934 alumnos. En relación a la oferta académica, en Málaga se impartirán 62 títulos de Grado, 53 másteres adaptados al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) y 62 programas de doctorado. La UMA genera en un valor añadido bruto de 800 millones de euros, con un empleo vinculado de más de 4.000 personas directas y más de 15.000 indirectos.

 

Fuente: Junta de Andalucía