Facebooktwittermail

Más de 15.000 personas han solicitado alguna de las seis líneas de ayudas abiertas

 

 

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha analizado en Sevilla con los colectivos de autónomos el desarrollo del Decreto de Medidas de Creación de Empleo y Fomento del Emprendimiento, que incluye un programa dotado con 51 millones de euros, así como las actuaciones recogidas en el Pacto para la Promoción del Trabajo Autónomo, firmado el pasado mes de junio.

 

Sánchez Maldonado ha mantenido un encuentro con representantes de diversos colectivos de autónomos, entre ellos, la Asociación Profesional de Trabajadores Autónomos de Andalucía (ATA), la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), la Federación Andaluza de Autónomos (CEAT), la Confederación de Profesionales Autónomos de la Economía Social Andaluza (CAESA), la Asociación Profesional del Trabajo Autónomo (UATAE) y la Organización de Profesionales Autónomos de Andalucía (OPA).

 

El consejero ha recordado que este colectivo, junto a las empresas de menos de 10 trabajadores, representa el 96% de la estructura productiva andaluza y ha destacado que el autoempleo “es un recurso estratégico para el desarrollo económico y social de un territorio, una alternativa para crear empleo y dinamizar la economía y una oportunidad para abrir nuevos nichos de mercado, tanto en los sectores tradicionales como en los emergentes”.

 

Por ello, ha explicado, el Gobierno andaluz considera que el apoyo a los autónomos es vital para la economía andaluza, una apuesta que se refleja en actuaciones como la Ley Andaluza de Promoción del Trabajo Autónomo, pionera entre las comunidades autónomas al elevar a rango de Ley las políticas de este ámbito. Del mismo modo, la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo cuenta en su estructura con una Dirección General específica para los autónomos.

 

Programa de Apoyo y Fomento del Trabajo Autónomo

Este apoyo también se visualiza en ayudas a la financiación, como las aprobadas en el marco del Decreto 8/2013 de Medidas de Creación de Empleo y Fomento del Emprendimiento, aprobado por el Consejo de Gobierno el pasado 28 de mayo y que contempla un Programa de Apoyo y Fomento al Trabajo Autónomo con una dotación de 51 millones de euros.

 

Este nuevo Programa ha cerrado su primera convocatoria con un total de 15.126 solicitudes para las seis líneas de ayudas que establece, con el objetivo de impulsar la creación de empresas y empleo, la innovación y promoción del sector.

 

La primera de estas líneas, dirigida a la creación de empleo, apoya con 3.000 euros las contrataciones ordinarias indefinidas de menores de 35 años, a jornada completa, y también fija ayudas para contratos de duración determinada por sustituciones de personas con riesgo durante el embarazo (hasta 3.000 durante ocho meses) o por maternidad, adopción y acogimiento preadoptivo (hasta 1.500 euros durante 16 semanas).

 

La segunda línea, de consolidación del empleo, incentiva con 3.000 euros las transformaciones de contratos temporales en indefinidos que realicen los autónomos (hasta un máximo de tres), mientras que la tercera, de apoyo a la creación de empresas, respalda el inicio de la actividad con medidas destinadas preferentemente a jóvenes. En este caso se establecen ayudas de hasta 2.000 euros para personas que se conviertan en autónomas, lo que equivale a una cuota lineal de 50 euros al mes durante dos años de cotización a la Seguridad Social para hombres de hasta 30 años de edad y mujeres de hasta 35 (frente a los seis meses que fija la actual norma estatal en la misma materia). Esta ayuda también va dirigida a personas que acrediten un grado de discapacidad igual o superior al 33%.

 

La cuarta línea, de consolidación empresarial, favorece el fortalecimiento de las estructuras comerciales, productivas y de gestión del tejido autónomo con ayudas para cooperación, relevo generacional, innovación y cohesión y competitividad. Para esta última se incentiva el 100% de los gastos de constitución del nuevo proyecto, con un máximo de 1.000 euros. Para el resto de las medidas, se cubre el 100% de los desembolsos subvencionables necesarios, con un límite de 90.000 euros.

 

La quinta línea, relacionada con el fomento de la innovación, apoya la creación o consolidación de aquellas iniciativas autónomas, sociedades civiles o comunidades de bienes que, promovidas por personas tituladas universitarias, implanten o desarrollen proyectos de carácter modernizador. El denominado ‘Bono Innovación en el Trabajo Autónomo’ da acceso a tres tipos de incentivos: 2.000 euros para el establecimiento del proyecto, 3.000 euros por cada contratación indefinida a jornada completa (hasta un máximo de tres) y hasta 8.000 euros para su desarrollo.

 

Finalmente, para la promoción del trabajo autónomo, el Decreto Ley regula incentivos a organizaciones empresariales e intersectoriales sindicales en los ámbitos de la orientación y el asesoramiento empresarial (hasta 250.000 euros); difusión y sensibilización (90.000), y estudios de prospección (90.000).

 

Del total de solicitudes presentadas, 13.983 han correspondido a las líneas 1, 2 y 3, lo que supone un 92,54% del total. Por su parte, la línea 3, de ‘Creación de empresas de trabajo autónomo’, ha sido la más demandada, con un total de 13.481 solicitudes presentadas, lo que representa el 89,1% del total.

 

Pacto para la Promoción del Trabajo Autónomo

Junto a las ayudas de financiación, el consejero de Economía ha citado como principal instrumento para impulsar a este sector el desarrollo de las líneas consensuadas en el Pacto para la Promoción del Trabajo Autónomo, firmado el pasado mes de junio en el marco del Pacto por el Progreso Económico y Social de Andalucía.

 

Entre estas líneas, se encuentra promover el trabajo autónomo y el autoempleo, a través de la cultura emprendedora, facilitando el acceso al crédito, potenciando el apoyo público a la inversión mediante avales y Fondos Reembolsables, simplificando y reduciendo las cargas administrativas en la creación de negocios; crear redes de cooperación que posibiliten crecer en competitividad y entrar en mayores y nuevos mercados, fomentando el asociacionismo y la internacionalización del sector; establecer un sistema permanente de formación para los emprendedores autónomos; y apoyar la consolidación y el mantenimiento de los negocios de trabajadores autónomos.

 

En Andalucía existen casi medio millón de autónomos. Tras cinco años de caída de la actividad, en lo que va de este año se han registrado más de 7.000 nuevos trabajadores autónomos en la Comunidad Autónoma.

 

Fuente: Junta de Andalucía