Facebooktwittermail

Trece empresas se han presentado al proceso para la selección de las distintas moléculas de los tres grupos de fármacos más consumidos.

La Consejería de Salud ha resuelto la primera fase del procedimiento de selección de medicamentos, con la que podrá ahorrar hasta 40 millones de euros anuales. Un total de 13 laboratorios presentaron sus propuestas durante el pasado mes de febrero. Finalmente, los fármacos de 11 de ellos han resultado seleccionados para algunas de las 27 formulaciones que se dispensarán en las farmacias andaluzas a partir del mes del mayo. En concreto, los seleccionados son Ranbaxy S.L., Abbot, Industria Química y Farmacéutica Vir, Medinsa Laboratorios Medicamentos Internacionales, UCB Pharma, Nycomed Pharma, Janssen Cilag, Bayer Hispania, Sanofi Aventis, Uxafarma S.A., Aurobindo S.L.

Se trata de los tres grupos de medicamentos más consumidos por los andaluces, ya que anualmente se venden 22,6 millones de envases de protectores gástricos, estatinas (utilizadas frente al colesterol) e inhibidores de la agregación plaquetaria (indicados en casos que presenten riesgos de tromboembolia, infartos o ictus). La resolución de la primera fase de este procedimiento se enmarca en el Decreto Ley de Medidas Urgentes de Farmacia, que permite avanzar en la eficiencia económica del sistema sanitario público de Andalucía apurando nuevos márgenes de mejora que revertirán en el sistema.

Así, la Junta de Andalucía prevé un ahorro máximo de 200 millones una vez se hayan adjudicado las 400 moléculas previstas, un montante que permitiría poner en marcha 11 hospitales de alta resolución, que benefician a más de 440.000 andaluces.

Los laboratorios que han resultado adjudicatarios en el concurso han presentado una propuesta de mejora económica, han acreditado que tienen capacidad para producir la cantidad de medicamentos requerida y han garantizado el abastecimiento necesario para atender la demanda derivada de las prescripciones que realicen los facultativos.

El listado se ha publicado en la página web del Servicio Andaluz de Salud (www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud) y se ha comunicado a los laboratorios finalistas. Estas empresas firmarán el viernes 23 de marzo un convenio con el SAS que tendrá una duración de dos años y en el que se comprometen a, en el plazo de un mes, abastecer a las farmacias de los medicamentos seleccionados.

Procedimiento

El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) recogió el pasado 1 de febrero las bases de la primera convocatoria pública para la selección de medicamentos, lo que supuso un paso más en la estrategia de principio activo, que ya llega al 93,5% de las recetas. La consejera de Salud ha recordado que “Andalucía es referente nacional en políticas de uso racional del medicamento, entre las que se incluye la receta por principio activo”, un modo de indicación recomendado por la OMS y que supone que los médicos no señalan la marca comercial del fármaco sino el principio que produce la acción terapéutica.

El desarrollo de este procedimiento es posible gracias a que, desde 2001, Andalucía ha desarrollado el modelo de prescripción por principio activo. Desde entonces, esta fórmula, junto a otras políticas de uso racional del medicamento, han permitido reducir la factura farmacéutica sin menoscabo de la calidad y la eficacia del medicamento y han supuesto un ahorro de 1.000 millones de euros en la última década. La experiencia andaluza ha servido de base a la implantación de este modelo de prescripción por principio activo en el conjunto del Sistema Nacional de Salud a través del Real Decreto Ley 9/2011.

El Decreto Ley de Medidas Urgentes en Farmacia regula también este mismo procedimiento de selección para los productos sanitarios que se prescriban por denominación genérica, que se iniciará con los absorbentes para la incontinencia urinaria. En esta línea, se va a impulsar también que los pacientes puedan recibir a domicilio, a través de sus enfermeras, los productos sanitarios necesarios para el correcto cuidado de su problema de salud porque no puedan desplazarse para recibir curas.

El objetivo de esta estrategia es que los medicamentos que se entregan en las farmacias andaluzas a los usuarios que acudan con una receta por principio activo sean seleccionados por convocatoria pública, en vez de por la oficina de farmacia. De esta manera, se pretende aprovechar la economía de escala que supone seleccionar medicamentos para ocho millones de usuarios y conseguir bonificaciones por parte de la industria farmacéutica que repercutan en la sostenibilidad del sistema sanitario.

El proceso de selección ha estado abierto a todas las empresas y laboratorios que comercializan los fármacos incluidos en esta primera fase, cuyo precio autorizado sea igual o menor al precio menor estipulado por el Ministerio. En principio, se va a comenzar con los tres subgrupos terapéuticos más consumidos de los 400 existentes. En concreto, los protectores gástricos (que suponen una facturación anual de 97,5 millones de euros); las estatinas, usadas para reducir el colesterol (91 millones) y los inhibidores de la agregación plaquetaria, indicados para la prevención de coágulos, disminuir el riesgo de infarto e ictus (47 millones).

De esta manera, los ciudadanos que utilizan estos fármacos, sobre todo personas mayores, tendrán siempre acceso al mismo medicamento, con el mismo envase y la misma presentación, lo que facilitará su identificación y la adhesión al tratamiento. El fármaco seleccionado será también el más eficiente para el sistema sanitario, puesto que con la misma eficacia -ya que todos tienen el mismo principio activo- supone un menor coste.

Dado que este procedimiento no afecta al precio del medicamento, el colectivo de oficinas de farmacia sigue obteniendo los mismos márgenes de beneficio con la venta, ya que están determinados por Ley. Los pacientes tampoco verán modificada la aportación que en su caso realizan para retirar el fármaco.

 

Fuente: Junta de Andalucía