Facebooktwittermail
La nueva resonancia magnética del Hospital de Valme evitará unos 7.000 desplazamientos a otros centros

La Consejería de Salud ha invertido 55,8 millones de euros en la compra de alta tecnología para los hospitales andaluces desde 2008, de los que más de 31 se han destinado al ámbito de la Oncología. La nueva resonancia magnética del Hospital de Valme de Sevilla es el último ejemplo de esta dotación, que evitará unos 7.000 desplazamientos a otros centros, lo que implica mayor comodidad para el paciente y mayor agilidad en los tiempos de respuesta diagnóstica. Así lo ha puesto en valor hoy la consejera de Salud, María Jesús Montero, durante el pleno del parlamento, donde ha recordado que la puesta en marcha de este equipo permite, además, incrementar la cartera de servicios del hospital sevillano.

En palabras de la máxima responsable de la sanidad andaluza, la puesta en marcha de nuevos equipamientos se enmarca en el desarrollo del Plan Integral de Tecnología Médica de Andalucía y que tiene por objeto “mejorar la accesibilidad de los ciudadanos del sistema sanitario público”.

En concreto, desde 2008, la Consejería de Salud ha invertido un total de 55,8 millones de euros en la compra de alta tecnología una cifra que “pone de manifiesto la apuesta” que la Administración sanitaria andaluza está haciendo “incluso en momentos de crisis”.

En el caso del Hospital de Valme, la Consejería de Salud ha invertido en el proceso de reforma del Área de Radiodiagnóstico 2,3 millones de euros, en un procesos desarrollado en dos fases y que ha culminad con la incorporación de una resonancia magnética que se une a una mesa prona equipada con sistema de biopsia asistida por vacío, últimos avances en los estudios de cáncer de mama.

Los nuevos equipos se ubican sobre una superficie de 180 metros cuadrados, en los que se distribuyen cinco salas (equipamiento, control, informes, espera de pacientes y espera de familiares, además de vestuarios y aseos).

La resonancia magnética realizará pruebas diagnósticas indicadas para estudios neurológicos, articulares en el campo de la traumatología y reumatología, oncológicos, de abdomen y pelvis, cardíacos, vasculares y de mama. Por su parte, la mesa prona constituye el último avance en el campo de la biopsia de mama y la biopsia percutánea con aguja por vacío, aporta un sistema de punción y aspiración que permite obtener abundantes muestras de la lesión previamente detectada.

Fuente: Consejería de Salud