Facebooktwittermail

La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha formado a 20.138 alumnos del Sistema Sanitario Público de Andalucía en los más de 1.283 cursos desarrollados en el Complejo Multifuncional Avanzado de Simulación e Innovación (CMAT), ubicado en el  Parque Tecnológico de la Salud (PTS), sede granadina de la línea Iavante de la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud, desde su inauguración en 2004.

 

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha visitado recientemente este centro de evaluación y formación de competencias profesionales en el que se recrean, con un altísimo nivel de realismo, situaciones asistenciales a las que los profesionales sanitarios se enfrentan en su labor diaria.

 

Para ello, CMAT cuenta con escenarios diferenciados en función del espacio físico donde se encuentra el paciente en cada fase del proceso asistencial en la que el alumno se va a entrenar. Así, los profesionales pueden adquirir o evaluar competencias específicas en un entorno urbano simulado, en un domicilio con problemas de acceso y espacio para maniobrar, en consultas en las que se recrean de forma fidedigna las consultas de cualquier hospital o centro de salud, en quirófanos equipados con tecnologías de última generación, en una sala blanca (GMP) o en una zona de cuidados críticos.

 

A estos escenarios, la línea Iavante le suma innovadoras metodologías de simulación que se utilizan de forma individual o combinada en función de las necesidades requeridas para cada competencia con el objetivo de que el profesional se enfrente a situaciones de alto realismo para mejorar sus habilidades técnicas y relacionales.

Dentro de estas metodologías cabe destacar la simulación robótica, en la que robots con patologías programadas accionan y reaccionan como seres humanos, simulación virtual, que posibilita que los alumnos entrenen técnicas invasivas para los pacientes mediante realidad virtual, simulación escénica, en la que actores preparados hacen de pacientes con determinadas sintomatologías o atravesando procesos psicológicos traumáticos en los que la buena comunicación del profesional es clave y, sobre todo, la cirugía experimental, en la que los cirujanos pueden entrenar abordajes quirúrgicos con tecnología puntera sobre modelo cadáver y modelo animal.

 

Fuente: Junta de Andalucía/PTS