Facebooktwittermail

 

La justificación de los fondos recibidos se hará mediante auditorías que garanticen el uso eficiente de los recursos

 

La Consejería de Salud y Bienestar Social ha aprobado las nuevas bases reguladoras de la Convocatoria de Ayudas a la Investigación Biomédica y en Ciencias de la Salud, por la que se conceden líneas de financiación en régimen de concurrencia competitiva en distintas modalidades, como son proyectos de investigación, recursos humanos, infraestructuras y acciones complementarias.

La Orden de 22 de mayo de 2012, que ya ha entrado en vigor, fija nuevos criterios y requisitos para la concurrencia a estas ayudas. Además de los aspectos de carácter científico, uno de los motivos que ha propiciado el cambio de orden de bases reguladoras es la voluntad del Gobierno andaluz de agilizar los trámites y simplificar los procedimientos, materializados en el Decreto 282/2010 de 4 de mayo y en la Orden de 30 de agosto de 2010 de la Consejería de Hacienda y Administración Pública.

Como principal novedad, la nueva orden recoge un cambio de calado en los criterios de presentación de solicitudes. En este sentido, las actividades subvencionables deberán estar enmarcadas en las líneas de I+D+i establecidas en la unidad de gestión clínica o área integrada de gestión en el seno de la cual se desarrolle el trabajo. Se trata de una condición indispensable para poder ser beneficiario de estas ayudas.

Además, en todas las modalidades se contempla una partida de costes indirectos para las entidades que gestionan las acciones sujetas a financiación. Hasta ahora, la aplicación de los costes indirectos solo era efectiva en la línea de proyectos de investigación.

Por otra parte, en relación con la línea de financiación de proyectos de investigación se ha modificado el proceso de justificación de las ayudas y, según la nueva orden, se hará mediante auditorías que garanticen el uso eficiente de los recursos que se han obtenido en la convocatoria.

Hasta ahora, la convocatoria anual de ayudas para I+D+i en biomedicina de la Consejería de Salud y Bienestar Social, gestionada por la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud, se regía por la Orden de 19 de julio de 2007 que fue modificada en 2011 para incluir, entre otros aspectos, la tramitación telemática y la reducción en el plazo de resolución de seis a tres meses.

 

Fuente: La Junta de Andalucía