Facebooktwittermail

Por primera vez, se contempla financiación para proyectos de innovación asistencial, tecnológica y organizativa.

 

La convocatoria para acceder a las subvenciones de la Consejería de Salud y Bienestar Social para apoyo a la investigación se ha publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía. Salud destinará 4,9 millones de euros, un 12% más que en la convocatoria anterior, a ayudas para financiar actividades de investigación, desarrollo e innovación biomédicas y en Ciencias de la Salud para los profesionales sanitarios.

 

El objetivo de estas ayudas, que se convocan anualmente, es impulsar y promover la actividad en I+D+i en el ámbito de la Salud en distintas modalidades de financiación. En esta edición concretamente, se financian dos líneas, una de proyectos de I+D+i en Salud y otra de recursos humanos para la I+D+i y en Ciencias de la Salud, línea que contempla la categoría de estancias formativas y de intensificación de la actividad investigadora en la áreas integradas de gestión o servicios equivalentes de las agencias públicas empresariales y empresas públicas sanitarias.

Al igual que la convocatoria del año anterior, esta edición también tiene entre sus requisitos, para las actividades que se desarrollen en centros sanitarios, la obligatoriedad de que estén enmarcadas en las líneas de I+D+i establecidas en la unidad de gestión clínica (UGC) o área integrada de gestión en el seno de la cual se desarrolle el trabajo. Se trata de una condición indispensable para poder ser beneficiario de estas ayudas en cualquiera de sus modalidades.

 

Líneas de financiación

En lo que respecta a los proyectos de investigación, se dará prioridad, como en convocatorias anteriores, a aquellos que sean desarrollados por grupos de investigación emergentes. También se primarán los proyectos que permitan la transferencia directa de sus resultados o aquellos que cuenten con la colaboración del tejido empresarial para el desarrollo de nuevos productos y servicios que generen una mejora en la salud de los ciudadanos. Además, se priorizarán los proyectos de grupos multidisciplinares, entendiendo como tales aquellos formados por profesionales sanitarios y no sanitarios. Los proyectos susceptibles de financiación deberán tener una duración máxima de tres años y contarán con una cuantía de hasta 60.000 euros.

 

Este año, como novedad, se financiarán proyectos de innovación asistencial, organizativa y tecnológica, para cuya categoría hay un máximo de 500.000 euros del presupuesto total. Para cada proyecto se podrán solicitar hasta 60.000 euros.

 

La línea de financiación de recursos humanos, por su parte, contempla dos modalidades. De un lado, la intensificación de la actividad investigadora de las áreas integradas de gestión de las agencias públicas empresariales sanitarias y servicios equivalentes de las empresas públicas sanitarias. La modalidad de intensificación consiste en la liberación parcial de la actividad asistencial por un periodo máximo de 12 meses. Las ayudas irán destinadas a la contratación de personal que desarrollará la actividad asistencial que dejarán de realizar aquellos profesionales que van a dedicarse a la práctica científica. Se concede, en esta categoría, una cuantía máxima de 30.000 euros para personal facultativo y 15.000 euros para personal de enfermería.

 

A estas ayudas se suman las de refuerzo, mediante recursos humanos, de la actividad investigadora en las UGC del SAS, así como las de los programas de movilidad y retorno que tiene la Consejería de Salud y Bienestar Social. A través de las primeras, en 2013 se han concedido algo más de cuatro millones de euros para diferentes modalidades, entre las que se incluyen 22 ayudas de intensificación para las UGC, por un importe total de 660.000 euros.

 

Por otro lado, se financian también actividades y estancias formativas en centros nacionales e internacionales en los que los profesionales andaluces puedan adquirir experiencia y conocimientos. Estas ayudas, que alcanzan una cuantía máxima de 50.000 euros para un periodo de 12 meses (hasta 20.000 euros para la estancia en sí y hasta 30.000 euros para la contratación de un profesional que sustituya en sus labores asistenciales al que va a realizar la estancia), están destinadas al fomento y desarrollo de competencias en I+D+i en biomedicina.

 

La estancia formativa que se financia deberá desarrollarse antes del 31 de diciembre de 2014 y se concederá un máximo de cuatro ayudas por cada centro asistencial y de tres por cada centro no asistencial. A esta categoría no podrán concurrir aquellos investigadores que hayan obtenido ayudas para estancias formativas en convocatorias de concurrencia competitiva en los últimos cuatro años.

 

El plazo de presentación de solicitudes comienza a partir del martes 23 de abril y se prolongará durante un mes. Para facilitar la participación de los profesionales en las ayudas destinadas a la investigación en Salud, el proceso completo de presentación de solicitudes se encuentra informatizado como en convocatorias anteriores.

 

Impulso a la investigación en Salud

Las políticas del Gobierno andaluz en materia de I+D+i en Salud se han orientado al fomento de una cultura basada en la investigación que permite desarrollar proyectos y estudios científicos tanto en centros asistenciales como en otras plataformas de investigación, con el fin de aportar beneficios a la salud de la ciudadanía y estudiar aquellas patologías que, a día de hoy, carecen de solución terapéutica. Muestra de este impulso a la práctica científica es que en 2013 Salud destina casi nueve millones de euros en distintas convocatorias para apoyar esta actividad, uno de los motores de desarrollo económico y social de Andalucía.

 

La Fundación Progreso y Salud es la entidad colaboradora de la Consejería de Salud y Bienestar Social para la convocatoria de ayudas a la I+D+i Biomédica y en Ciencias de la Salud en Andalucía que, con distintas modalidades, apoya el desarrollo de proyectos de investigación, adquisición de equipamiento científico y desarrollo profesional, entre otras opciones.

 

En este sentido, se encarga de su gestión integral abarcando las tareas propias de la revisión administrativa de las solicitudes, la gestión del proceso de evaluación y del seguimiento económico y científico de las actividades financiadas en cada convocatoria, entre otras acciones. Para estas actuaciones, la Fundación Progreso y Salud cuenta con el apoyo y la colaboración de las fundaciones locales de gestión de la investigación en el sistema sanitario público. Todas ellas conforman la Red de Fundaciones Gestoras de la Investigación en Salud.

 

Fuente: Junta de Andalucía