Facebooktwittermail

 

El pasado lunes, 26 de mayo, se celebró en Bruselas el Consejo de Competitividad continuando con las conversaciones ya iniciadas en el Consejo informal del 13 de mayo sobre el partenariado entre la UE y los países socios del Mediterráneo.

 

Los ministros acordaron un enfoque general sobre las nuevas reglas para la protección de secretos del comercio, lo cual fortalecerá a las empresas para seguir invirtiendo con mayor confianza en investigación e innovación en Europa y un enfoque general sobre una propuesta para introducir en los vehículos de motor en la UE un sistema de e-llamadas para acelerar los servicios de emergencia en los accidentes por carretera.

 

Por otro lado el Consejo adoptó conclusiones sobre cómo mejorar el desarrollo de una visión común entre la Unión Europea y la Agencia Espacial Europea para el fomento de la competitividad espacial, además de conclusiones sobre una hoja de ruta para implementar las infraestructuras pan-europeas de investigación.

 

Estas últimas conclusiones reconocen el trabajo hecho por ESFRI (siglas en inglés del Foro Estratégico Europeo para las Infraestructuras de Investigación) priorizando los proyectos de implementación y agradece los planes para actualizar la hoja de rutas de ESFRI con nuevas infraestructurales pan-europeas de investigación de interés. Los tres proyectos identificados de relevancia estratégica para Europa y que están preparados para su desarrollo son: EPOS, European Plate Observing System (estructura distribuida de investigación y e-ciencia relativa a datos observacionales de terremotos, volcanes, dinámica superficial y tectónica), las Infraestructuras Europeas sobre Ciencias de la Vida para Información Biológica (ELIXIR) y el ESS, European Spallation Source (fuente de neutrones por espalación de tercera generación).

 

Finalmente el Consejo mantuvo un debate sobre la forma de reforzar y seguir desarrollando la cooperación científica y técnica entre la UE y los países socios del Mediterráneo con vistas a crear una zona de prosperidad compartida y conjuntamente combatir los grandes retos sociales. Este fue el tema central del Consejo informal de Competitividad que se celebró en Atenas el 13 de mayo, donde la Presidencia del Consejo anunció la necesidad de un partenariado renovado en investigación e innovación con la zona Euro-Mediterránea, basado en los principios de co-propiedad e interés mutuo entre la UE y las autoridades nacionales y regionales, con el objetivo de asegurar la estabilidad, una gestión sostenible de los recursos comunes y un crecimiento regional socio-económico.

 

Este partenariado cubrirá la cadena completa desde la investigación a la innovación movilizando a las universidades, las instituciones público y privadas de investigación, la industria, las empresas conductoras de investigación e innovación, con especial interés para las Pymes.

 

Muchos países consideraron que la cooperación Euro-Mediterránea en investigación e innovación debería consolidarse a través de un programa de partenariado público-privado estructurado a largo plazo sobre la base del artículo 185 del Tratado de la UE y financiado por el programa marco de investigación, Horizonte 2020. Además debería tener una aproximación temática integrada y basarse en sistemas de alimentación y recursos del agua y en la interrelación con los retos sociales de H2020, destacando energía, medio ambiente, transporte y salud.

 

Fuente: Delegación de la Junta de Andalucía en Bruselas