Facebooktwittermail

 

La Comisión Europea presentó el 23 de septiembre el primer estudio exhaustivo sobre la situación del Mercado Único en materia de investigación o Espacio Europeo de Investigación, cuyo objetivo es facilitar la circulación, la competencia y la cooperación transfronteriza de los investigadores, los centros de investigación y las empresas. El informe facilita los datos necesarios para evaluar los avances registrados en sectores importantes tales como la contratación abierta y equitativa de investigadores o la difusión más fácil de los conocimientos científicos. Se constata que se han registrado avances pero también existen carencias que dejan algunas cuestiones pendientes antes del 2014, plazo fijado por los líderes de la UE en relación con el Espacio Europeo de Investigación.

 

Los líderes de la UE han destacado en distintas ocasiones la importancia de culminar el Espacio Europeo de Investigación (EEI) y fijaron el plazo de 2014 en las conclusiones del Consejo Europeo de febrero de 2011 y marzo de 2012 para llevarlo a cabo.

 

El informe se presenta al año de la adopción de la Comunicación titulada «Una asociación del Espacio Europeo de Investigación reforzada en pos de la excelencia y el crecimiento», que señala las acciones que deben llevar a cabo los Estados miembros para realizar el EEI. Dicho estudio constituye una base de referencia para la evaluación pormenorizada del EEI prevista en 2014.

 

Las propuestas de la Comisión relativas a la realización del EEI se centran en cinco ámbitos clave en los que es necesario avanzar:

 

 Reforzar la eficacia de los sistemas nacionales de investigación.

 Mejorar la cooperación y las competencias transnacionales.

 Conseguir un mercado laboral más abierto para los investigadores.

 Lograr la igualdad entre los sexos y la integración de la perspectiva de género en las organizaciones encargadas de seleccionar y ejecutar proyectos de investigación.

 Obtener difusión, acceso y una transferencia óptima del conocimiento científico, en particular a través de medios digitales.

 

El informe sobre el Espacio Europeo de Investigación (EEI) pone de relieve los avances registrados en todos los sectores importantes, pero también señala una serie de ámbitos que siguen suscitando preocupación, tales como:

 

 El porcentaje de la inversión pública en I+D respecto al gasto público global está disminuyendo en algunos Estados miembros.

 

 Los programas nacionales de investigación siguen aplicando normas distintas, por ejemplo, en relación con la presentación de informes, lo que dificulta la cooperación transnacional en materia de investigación.

 

 Existen algunas barreras financieras, políticas y de gestión que dificultan el desarrollo y la aplicación de algunas infraestructuras, y ocurre a menudo que las normas nacionales o unos costes de acceso muy elevados impiden que los investigadores de otros Estados miembros tengan acceso a dichas infraestructuras.

 

 Las prácticas de contratación abiertas, transparentes y basadas en el mérito no se aplican todavía para todos los puestos de investigación, por ejemplo, más de la mitad de las vacantes no se publican aún a nivel europeo. Aunque a su vez el portal de empleo EURAXESS está mejorando su importancia como puerta de acceso al empleo: de 7.500 puestos de trabajo anunciados en 2010 a 36.500 anunciados en 2012.

 

 La desigualdad entre sexos significa que se sigue desaprovechando el talento de las investigadoras. Es en éste ámbito donde menos se ha avanzado en el EEI ya que todavía existen demasiado pocas mujeres en posiciones de liderazgo o que participen en la toma de decisiones, en 2010 las mujeres representaban solo el 19,8% del personal académico, únicamente un 15,5% de los jefes de las instituciones y tan solo el 10% de los rectores en el sector de la educación superior.

 

 Son relativamente pocos los investigadores empleados en la industria en Europa y estos investigadores no están suficientemente preparados para el mercado laboral. En relación con sus principales competidores, Europa, tiene un menor número de investigadores empleados en la industria: el 45% del total de investigadores en la UE en comparación con el 78% en los EE.UU., el 74% en Japón y 62% en China.

 

La comisaria europea de Investigación, Innovación y Ciencia, Máire Geoghegan-Quinn, en relación al nuevo informe ha declarado que “Este indica que queda todavía mucho por hacer. Aunque la investigación en I+D es fundamental, necesitamos sistemas de investigación e innovación plenamente funcionales con el fin de garantizar una utilización óptima de los fondos. Actualmente es preciso un importante esfuerzo por parte de todos los Estados miembros de la UE y todos los participantes en la investigación y en la financiación de la investigación para impulsar el EEI”.

 

Fuente: Delegación de la Junta de Andalucía en Bruselas