Facebooktwittermail

Catador Electrónico de Aceite de Oliva

La Agencia Andaluza del Conocimiento, a través de la plataforma web del Mercado de Ideas y Tecnologías ha ayudado a un grupo de cooperativas del sector del olivar entre las que se encuentran Hojiblanca SCA y Oleoestepa SCA, a encontrar una nueva tecnología que está desarrollando IFAPA y que hará la función de “panel de cata electrónico”.

Estas empresas andaluzas plantearon al equipo del Mercado de Ideas y Tecnologías la necesidad generalizada existente en el sector oleícola de encontrar una nueva tecnología que corroborara la calidad del aceite de oliva, determinada, hasta el momento, a través de los paneles de cata. La Dra. Silvia López-Feria, responsable de I+D delgrupo Hojiblanca, indicaba: “Recientemente, se ha puesto en entredicho principalmente por entidades extracomunitarias la veracidad de la clasificación de los aceites de oliva virgen procedentes de la Unión Europea y su evaluación por los paneles oficiales. Por este motivo, consideramos necesaria la investigación en otras metodologías analíticas que permitan discriminar aceites de mayor o menor calidad, de manera complementaria al panel de expertos catadores”.

Encontrar algún tipo de metodología instrumental, supondría una mejora en la exportación y comercialización del aceite de oliva a clientes extranjeros, ya que certificarían la calidad en origen evitando los problemas ocasionados en caso de una modificación de sus atributos de calidad causada por una incorrecta manipulación y almacenamiento posterior.

La responsable del sector agroalimentario del Mercado de Ideas y Tecnologías, Cristina Cabeza, ayudó a estas cooperativas a publicar la demanda tecnológica en la plataforma web e inició la búsqueda de posibles soluciones, encontrando a un grupo de investigación del centro IFAPA Venta del Llano, ubicado en Jaén y especializado en el sector oleícola, que en esos momentos estaba trabajando en un proyecto de I+D, consistente en la puesta a punto de diferentes metodologías instrumentales para la caracterización sensorial completa (es decir, del aroma y del sabor) del aceite de oliva virgen. El objetivo final de este proyecto es poner estas metodologías instrumentales al servicio de los paneles de cata para que actúen como “filtro”, detectando aquellas muestras con unos atributos sensoriales claramente definidos, que no sería necesario analizar en el panel. Ello redundaría en un aumento notable de la productividad analítica de los paneles de cata. En casos extremos, en los que no se disponga de un panel operativo, los sistemas instrumentales desarrollados podrían actuar como “paneles de cata electrónicos”.

A raíz del contacto establecido a través del Mercado de Ideas y Tecnologías, se ha planteado una colaboración en la que el Grupo Hojiblanca, Oleoestepa y otras empresas productoras de aceite de oliva que también estaban interesadas en la tecnología, están suministrando muestras de aceite con distintos perfiles sensoriales y previamente caracterizadas en su Panel, que sirven de suministro de material y de información de referencia para la comparación de resultados entre los nuevos métodos a desarrollar y los métodos actuales (panel de cata).

Para el grupo de investigación es muy interesante poder contar con muestras “reales” que representen la realidad del aceite de oliva virgen que se comercializa, y con la caracterización sensorial previa de dichas muestras. Cuando esta tecnología se termine de desarrollar, las propias cooperativas participantes podrán servir de contraste de la bondad de las tecnologías desarrolladas. Para estas entidades, esta colaboración supone la posibilidad de participar, a coste prácticamente cero, en el desarrollo de la tecnología que estaban buscando y que posteriormente, podrán incorporar en su proceso de análisis de la calidad del aceite de oliva.
 

Fuente: Agencia Andaluza del Conocimiento