Facebooktwittermail

El control de esta erosión permite a los profesionales del sector conocer la situación de los campos

Un equipo de investigación del Departamento de Ingeniería Rural de la Universidad de Córdoba (UCO) ha patentado un dispositivo móvil para medir la erosión del suelo en los campos de cultivo por el paso de agua de lluvia, de riego o de ríos.

El control de esta erosión permite a los profesionales del sector conocer la situación de los campos y evitar la pérdida y deterioro de las zonas de cultivo, según ha informado la UCO en un comunicado.

Por ello, los investigadores del citado departamento, que coordina el Campus de Excelencia Internacional en Agroalimentación (ceiA3), ha patentado un nuevo dispositivo que calcula de una forma “rápida y precisa” las superficies de tierra erosionadas por el agua (cárcavas).

Se trata de un nuevo “perfilómetro” que mide la superficie de las cárcavas (zanjas creadas por el paso del agua) efímeras, cárcavas en campo y secciones de reguero que se quieran analizar en los campos de cultivo.

Esta tecnología está compuesta por un sensor láser de distancia que permite tomar medidas de una determina zona de tierra sin necesidad de establecer contacto físico con las depresiones formadas por el agua, ha señalado la UCO.

Una vez hechas las mediciones, los datos se almacenan a través de un microcontrolador que permite descargar y analizar la información recogida mediante la aplicación de un software instalado en un ordenador.

El profesor responsable del proyecto Rafael Pérez Alcántara ha precisado que el diseño de láser sobre motor continuo permite registrar un alto número de secciones bien detalladas y reduce los tiempos de captura de datos.

Otras aplicaciones son que, al tratarse de un dispositivo más ligero que los que se utilizan habitualmente, es totalmente portátil para el operario que lo maneja.

Fuente: Besana Portal Agrario