Facebooktwittermail

 

Según el Tribunal de Cuentas Europeo, el marco jurídico de financiación de investigadores es excesivamente complejo, de tal manera que las cargas burocráticas son un elemento importante para los investigadores que buscan financiación comunitaria


La Comisión ha introducido una serie de medidas para mejorar la gestión del Séptimo Programa Marco de Investigación (VII PM) que proporciona financiación a los investigadores europeos con el objetivo de fortalecer la competitividad industrial, si bien, el Tribunal de Cuentas mantiene la continuidad de errores en cuanto al proceso de financiación. Según el organismo, la gestión del VII PM es sólida en cuanto al diseño de procesos, actividades de mejora, y la información de gestión, pero carece de las herramientas y recursos necesarios. Es necesario disminuir el tiempo que se tarda en recibir las subvenciones y los controles excesivos en determinados tramos de concesión de las ayudas.

 

En concreto, las medidas recomendadas por el Tribunal de Cuentas a la Comisión comprenden desde garantizar la empleabilidad de las prácticas de los beneficiarios en el Horizonte 2020, implantar herramientas informáticas que mejoren la gestión de los procesos, automatización de procesos para reducir los plazos de implementación y garantizar la uniformidad, adaptar mejor el marco jurídico de las Iniciativas Conjuntas Tecnológicas (ITC), así como demostrar que la financiación se orienta a beneficiarios con limitaciones económicas.

 

El miembro del Tribunal de Cuentas Europeo Ladislav Balko ha manifestado la necesidad de apostar por la investigación de alta calidad en la UE y aplicar las recomendaciones del Tribunal de Cuentas: “La Comisión no solo mejorará su propia eficiencia, sino que también reducirá la carga administrativa que pesa sobre los investigadores logrando así un mayor éxito del programa marco”.

 

ceseand een

 

Fuente: Delegación de la Junta de Andalucía en Bruselas