Facebooktwittermail

 

Unos investigadores de la Unión Europea han desarrollado un software de notificación novedoso con el propósito de ayudar a que el sector del transporte marítimo de Europa ahorre costes y tiempo.

Gracias a la financiación del 7PM (Séptimo Programa Marco) de la UE, el proyecto EMAR ha desarrollado una nueva aplicación informática diseñada para hacer que a los operadores de transporte marítimo les resulte más sencillo y rentable cumplir con sus obligaciones de notificación. El novedoso sistema, denominado i-Ship, conecta entre sí a navíos, operadores y a las autoridades responsables de estos informes en un sistema colaborativo de notificación basado en Web que ofrece un mayor nivel de claridad y celeridad.

Para hacer esto posible, el sistema proporciona un único enlace a las empresas de transporte marítimo mediante el que remitir los trámites de información que les correspondan. i-Ship cumple escrupulosamente con la legislación de la UE en materia de procedimiento administrativo, además de poner a disposición de sus usuarios una serie de características avanzadas para facilitar el proceso de presentación de informes, incluyendo los relativos a la fase previa al embarque y diversos tipos de notificaciones.

Entre otras de las ventajas se cuentan una completa integración y personalización de los sistemas, así como la sencillez a la hora de comprobar el estado de notificación y de cumplimiento de una flota determinada.

Esta nueva aplicación representa un ejemplo de la forma en que el proyecto EMAR, cuya conclusión fue fijada para finales de 2014, pretende hacer que el transporte marítimo europeo resulte más seguro y competitivo. Este tipo de transporte supone uno de los principales motores de la economía, dado que facilita el comercio a escala tanto internacional como interregional y garantiza la seguridad en el abastecimiento de energía, alimentos y bienes.

De hecho, casi el 90 % del comercio exterior de bienes de la UE es marítimo, a lo que se suma que cada año son más de 400 millones los pasajeros que embarcan y desembarcan en los puertos europeos. Se espera que a lo largo del próximo decenio se produzca un incremento sustancial en el comercio marítimo tanto extracomunitario como intracomunitario.

Uno de los principales desafíos a los que se enfrenta este dinámico sector consiste en la enorme complejidad que supone aventurarse no sólo en el mar sino también en el entramado de obligaciones normativas a las que están sometidos los operadores y los buques. Dado esto, el objetivo general del proyecto EMAR es respaldar el desarrollo de las capacidades, estrategias y políticas necesarias para que Europa disponga de un sistema de transporte vía marítima eficiente y sostenible.

La herramienta informática i-Ship ejemplifica este afán. La UE confía en que la próxima generación de infraestructuras marítimas electrónicas no se limite a ofrecer servicios tecnológicos —incluyendo los relacionados con la conectividad y la seguridad— sino que también sirva para compartir información y conocimientos con el fin de mejorar la colaboración entre los entes públicos y privados en cuestiones referentes a la gestión.

En lo que se refiere a reconocer la importancia capital de las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) con respecto a la productividad y la innovación —así como en lo relativo a prepararse ante la llegada de una nueva era de soluciones para el comercio electrónico fundamentadas en sistemas y recursos integrados basados en las TIC—, el proyecto EMAR resulta clave para la consecución de las metas fundamentales de la estrategia europea de transporte marítimo para 2018.

Esta estrategia otorga una suma importancia a la capacidad del sector del transporte marítimo para ofrecer sus servicios de forma rentable. Asimismo, la competitividad a largo plazo de dicho sector europeo contribuirá a generar valor añadido y empleo en la UE, tanto de forma directa como indirecta.

El trabajo del proyecto EMAR, que ha recibido 3,7 millones de euros en financiación de la UE, también se ajusta en gran medida a los objetivos del programa TEN-T cuyo propósito consiste en desarrollar una red transeuropea de transporte eficaz.

El programa TEN-T supone el principal instrumento de financiación de la UE para sufragar los avances relacionados con las infraestructuras de transporte, incluyendo las «autopistas del mar», que se sustentan en las tecnologías avanzadas de integración de TIC. De esta forma, TEN-T puede concebirse como un medio de gran relevancia para hacer efectiva la adopción de los recursos desarrollados mediante el proyecto EMAR.

Para más información, consulte:

EMAR
http://www.emarproject.eu/

 

Fuente: Cordis