Facebooktwittermail

 

La Comisión Europea ha adoptado nuevas directrices sobre capital riesgo en el marco de las ayudas de estado. La normativa recoge las condiciones para que los Estados miembros puedan beneficiarse de las ayudas, facilitando a pequeñas y medianas empresas el acceso a la financiación.

 

Las nuevas directrices adoptadas por la Comisión Europea en materia de capital riesgo no vienen a sustituir otros canales de financiación ya existentes para las pymes, sino a atraer nuevas inversiones. Según ha declarado el comisario de Competencia, Joaquín Almunia, “el fallo del mercado en el acceso a la financiación, exacerbado por la crisis, afecta a las empresas europeas en su desarrollo”. Por esta razón la nueva normativa tiene por objetivo ayudar a las pymes de carácter innovador y con potencial de crecimiento a que obtengan financiación para dar sus primeros pasos.

 

Las directrices de la Comisión entrarán en vigor el 1 de julio de 2014 y se enmarcan en la estrategia del ejecutivo europeo para la modernización de las ayudas de Estado, que sustituyen las Directrices sobre capital de riesgo de 2006, modificadas en 2010. Entre las oportunidades que ofrece el nuevo reglamento a las empresas cabe destacar que se ha extendido el ámbito de aplicación, haciendo posible que más tipos de empresas se beneficien de las ayudas. Además se multiplican las posibilidades de financiación añadiendo nuevos instrumentos y se han adoptado medidas para que exista participación de inversión privada, junto con la pública, la cual variará en función del estado de desarrollo y riesgo de la empresa. Por último, las nuevas directrices otorgan mayor flexibilidad a la hora de crear plataformas comerciales y ofrecer incentivos fiscales a los inversores.

 

Fuente: Delegación de la Junta de Andalucía en Bruselas