Facebooktwittermail

La consejera de Salud informa sobre la puesta en marcha de Bionand y la construcción en Granada de la primera planta de producción de vacunas contra la gripe

La consejera de Salud, María Jesús Montero, ha apuntado la consolidación de Andalucía como enclave estratégico y biorregión, en la que la investigación biomédica se ha convertido en seña de identidad y ha conseguido atraer la presencia de empresas biotecnológicas e investigadores internacionales. Montero se ha referido durante el pleno del Parlamento a la puesta en marcha de Bionand y la consolidación del Proyecto Alhambra, que permitirá la construcción de la primera planta de producción de vacunas contra la gripe en España.

Para la titular andaluza de Salud, el sector biomédico representa un área de conocimiento y avance que está teniendo una importancia relevante en la configuración del nuevo modelo de desarrollo que necesita Andalucía para consolidar un sistema sostenible y dotado de mayor estabilidad y que ha situado a la comunidad andaluza en el mapa científico internacional.

La apuesta por la investigación en Andalucía ha permitido configurar una una red de infraestructuras para la comunidad científica, que pone a disposición de los investigadores 65.000 metros cuadrados de espacio dedicado a generar conocimiento y que ha supuesto una inversión superior a los 120 millones de euros. En esta infraestructura destaca la puesta en marcha del centro Genyo, en el Campus de la Salud de Granada; Cabimer, en el Parque Tecnológico de Cartuja en Sevilla, y numerosos institutos de investigación asociados a grandes hospitales y al Parque Tecnológico de Málaga, en el caso de Bionand.

La investigación en estas instalaciones se centra en áreas diversas como el cáncer, diabetes, enfermedades cardiovasculares o neurodegenerativas (parkinson, alzheimer), que tienen además un alto impacto socioeconómico en el sistema sanitario público.

Bionand

El nuevo Centro Andaluz de Nanomedicina y Biotecnología (Bionand) se enmarca en el programa de investigación en terapias avanzadas y confirma a la nanomedicina como uno de los tres ejes estratégicos de la investigación, junto a la investigación en terapia celular y medicina regenerativa y en genética clínica y medicina genómica.

La nueva infraestructura permitirá avanzar en la prevención, diagnóstico, pronóstico y tratamiento de enfermedades que, a día de hoy, no tienen una alternativa terapéutica, dando además respuestas adaptadas para las necesidades de cada paciente. Esto convertirá a Andalucía, según Montero, a la altura de otros prestigiosos centros de investigación en nanomedicina como el Instituto Karolinska en Estocolmo o el Instituto Tecnológico de Cambridge.

De hecho, Bionand es el primer centro temático de España que está orientado exclusivamente al desarrollo de la nanotecnología y la biotecnología aplicadas a la salud. El nuevo centro dispone de 6.500 metros cuadrados y capacidad para albergar a 150 profesionales y hasta 20 grupos de investigación multidisciplinares.

La inversión destinada a la puesta en marcha del centro se eleva a 16,3 millones de euros aportados por la Junta de Andalucía y por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Para el desarrollo de sus funciones cuenta además con un equipamiento de última generación en el que destaca la Unidad de Nanoimagen, única en España y una de las más completas de Europa.

Proyecto Alhambra

Por su parte, el Proyecto Alhambra, que nace del acuerdo suscrito entre el Grupo Ferrer Internacional y Laboratorios Farmacéuticos Rovi, permitirá construir en Granada la primera planta de producción de vacunas contra la gripe, que fabricará cada año 10 millones de vacunas contra la gripe estacional y 30 millones contra la pandémica, lo que redundará en una mejora de la salud de los andaluces, españoles e incluso de otros países como Portugal, Norte de África o Hispanoamérica.

El centro de producción de vacunas tendrá una superficie de 9.00 metros cuadrados y dará empleo a 100 personas, aunque desde su construcción hasta su puesta en funcionamiento, se generarán unos 250 puestos de trabajo. La consejera de Salud manifestó que el proyecto, que contará con una inversión para su construcción y puesta en funcionamiento de alrededor de 92 millones de euros, pone de relieve el valor de Andalucía como foco de atracción de sectores económicos en investigación e innovación sanitaria.

Fuente: Oficina de la Portavoz del Gobierno