Facebooktwittermail

 

Un grupo de investigación andaluz ha desarrollado un método para monitorizar la degradación y pérdida del frescor del aceite de oliva virgen durante su almacenamiento. La técnica se basa en un modelo matemático que predice el porcentaje de pirofeofitina “a” en un aceite de oliva virgen en función del tiempo y temperatura de almacenamiento. Asimismo, la aplicación del método detecta un indicio de posible fraude cuando se mezcla con aceites desodorizados. La tecnología ha sido probada con éxito en el almacenamiento a temperatura ambiente y oscuridad, utilizando temperaturas medias mensuales en la predicción. El grupo busca socios empresariales interesados en licenciar el Know-how.

 

Referencia MITAndalucía: MIT_TO-0022272

Más Información: http://www.juntadeandalucia.es/economiainnovacionyciencia/mitandalucia/?q=ver_perfil&id_perfil=22272