Facebooktwittermail

La jornada celebrada hoy en la sede central del PITA, el edificio ‘Pitágoras’, para abordar las líneas de financiación para 2013 por parte de la Empresa Nacional de Innovación (ENISA), ha reunido en el parque a medio centenar de empresarios, emprendedores y representantes institucionales.

La sala de presentaciones de la sede central del parque ha presentado un lleno absoluto en la jornada informativa en torno a las líneas de financiación para 2013 de la Empresa Nacional de Innovación, ENISA, adscrita al Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Como quiera que estas ayudas van dirigidas a apoyar la creación, crecimiento y consolidación de proyectos empresariales (con un presupuesto total de 126 millones de euros) la jornada ha contado con 55 inscritos. El director general del PITA, Alfredo Sánchez, ha dado la bienvenida a los asistentes y ha presentado al técnico de ENISA y ponente, Ignacio Aguado, enmarcando el acto en la vinculación del PITA a la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE) y a la red colaborativa que ésta tiene con ENISA.

ENISA ofrece préstamos participativos, con importes que oscilan de entre 25.000 euros y 1,5 millones de euros, a proyectos empresariales impulsados por emprendedores y pequeñas y medianas empresas de cualquier sector de actividad, excepto inmobiliario y financiero. “Pueden optar a la financiación de ENISA todo tipo de emprendedores y empresas que sean PYMES y que planteen un proyecto y un plan de negocio viable técnica y económicamente, que cumpla los requisitos mínimos de ENISA”, ha explicado Aguado.

El préstamo participativo es un instrumento financiero que se encuentra a medio camino entre los préstamos tradicionales y las inversiones de riesgo (capital riesgo o capital semilla), que no precisa de más garantía ni aval que un plan de negocio viable y de calidad. “Las características de las condiciones financieras son más o menos comunes en función del tipo de préstamo que se solicite y la tipología de empresa. Pero es un traje a medida que se adapta a las características de cada empresa. Por lo tanto tenemos un margen de actuación algo flexible. Sólo tienen que presentar un formulario de solicitud,  un plan de negocio y la documentación formal que pide cualquier tipo de inversor”, ha indicado el ponente.
La actividad de ENISA siempre ha estado bastante solicitada, si bien, en palabras de Aguado, con la situación actual y la restricción bancaria son muchas las empresas que se decantan por esta alternativa de financiación. “Este año, precisamente, ENISA es de las pocas empresas públicas que han aumentado su presupuesto. Concretamente son 30 millones de euros más respecto al año pasado”.

 

La duda mas frecuente entre aspirantes a estos préstamos consiste en saber cuánto tiempo es necesario para recibir la financiación de ENISA y la agilidad de tramitación. Por eso, tras la charla celebrada hoy, las empresas que lo solicitaron previamente han podido mantener una entrevista personal con el técnico de la Empresa Nacional de Innovación.

 

Fuente: PITA