Facebooktwittermail

Esta iniciativa, dirigida a los técnicos del proyecto Life+ bioDehesa, se celebra en el centro Camino de Purchil del IFAPA, en Granada

 

 

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha organizado unas jornadas formativas sobre la conservación de la biodiversidad y regeneración del arbolado en explotaciones de dehesa. El encuentro, dirigido a los técnicos del proyecto Life+ bioDehesa (www.biodehesa.es), forma parte del programa de asesoramiento y formación desarrollado por el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA), del que ya se han celebrado anteriormente tres sesiones centradas en distintos ámbitos de la gestión de estos enclaves. En esta ocasión, la temática tratará sobre la diversidad biológica, que constituye el eje principal del proyecto.

 

Entre los temas que se van a abordar destacan los relacionados con la flora y fauna silvestre presentes en las dehesas, los tratamientos para la regeneración del arbolado, los servicios que proporcionan para toda la sociedad los ecosistemas de estos espacios y el uso del ganado como medio de protección, restauración y conservación de la biodiversidad en el monte mediterráneo. También se darán a conocer los proyectos europeos Life para la recuperación de la distribución histórica del lince ibérico en España y Portugal y para la conservación y gestión en las zonas de especial protección para las aves esteparias de Andalucía.

 

En el transcurso de las jornadas, que se celebrarán en el centro del IFAPA, dependiente de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Camino de Purchil (Granada) hasta el 30 de abril, los participantes podrán visitar dos fincas experimentales en las que se vienen desarrollando varios proyectos relacionados con la biodiversidad y gestión forestal, en concreto ‘Cortijos del Conejo y Albarrán’ y ‘Cortijo de Becerra’.

 

Proyecto Life

 

Esta iniciativa se desarrolla en el marco del proyecto Life+bioDehesa (LIFE11BIO/ES/000726), coordinado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y dotado con un presupuesto de 7.921.436 euros, cofinanciados al 49,72% por la Unión Europea.

 

El Life+ bioDehesa tiene como principal objetivo promover la gestión sostenible e integral de las dehesas andaluzas, con el fin de mejorar el estado de la biodiversidad. Entre sus acciones se incluyen algunas específicas sobre la seca, como pueden ser el diseño de protocolos para la detección de las causas y diagnóstico de la incidencia de la seca o para la prevención de la infestación de patógenos en el material vegetal de reproducción.

 

Este proyecto permitirá asimismo fortalecer la capacidad de respuesta de las dehesas de Andalucía frente a su deterioro, envejecimiento y vulnerabilidad ante el cambio climático, además de demostrar que es posible desarrollar en estos enclaves una gestión integrada y respetuosa con la conservación de la biodiversidad. Otro de los ejes fundamentales del proyecto consiste en la transferencia del conocimiento científico disponible al sector a través de la formación de un servicio de asistencia técnica que asesore a los propietarios en materia de dehesa en general, y de sanidad forestal, en particular.

 

Dehesas

 

Andalucía cuenta con algo más de 1,25 millones de hectáreas de dehesa, lo que supone aproximadamente el 17% del territorio regional y la mitad de la superficie española de este ecosistema (2,4 millones de hectáreas). Los principales enclaves se encuentran en Sierra Morena y las serranías gaditanas, aunque también, de manera dispersa, por las sierras subbéticas y en las campiñas.

 

Su origen se encuentra en el aclareo y limpieza de los bosques originarios de encinas y alcornoques para integrar múltiples aprovechamientos asociados (cultivos, ganadería, pastos, caza, leña, corcho, etc.) sin alterar los equilibrios ecológicos. Actualmente, las principales actividades económicas se ligan al corcho, al cerdo ibérico, al ganado ovino y al toro de lidia.

 

Además de su función agropecuaria y de albergar numerosas especies emblemáticas y valiosas como el lince ibérico, el águila imperial o el buitre negro, las dehesas desempeñan un papel clave en territorios en los que apenas hay otras alternativas económicas. La producción de alimentos de gran valor añadido, la lucha contra la erosión del suelo, la fijación de dióxido de carbono o el enorme potencial para el desarrollo de la agricultura ecológica y el turismo rural, constituyen algunos de los beneficios que aportan las dehesas.

 

Fuente: Junta de Andalucía