Facebooktwittermail

Estas masas han supuesto una proliferación de humedales artificiales, que han sido colonizadas por distintas especies acuáticas de interés

La Consejería de Medio Ambiente ha editado el libro ‘Manual práctico de balsas agrícolas: diseño y gestión para su mejora ambiental’, realizado por la Secretaría General del Agua y dirigido a agricultores y ganaderos, con el fin de proporcionarles información sobre el funcionamiento de las balsas de agua que utilizan en su actividad y potenciar su biodiversidad.

En las últimas décadas las balsas de riego y de abastecimiento ganadero han experimentado una gran proliferación en Andalucía, convirtiéndose en humedales artificiales con ecosistemas acuáticos asociados. En el manual editado por la Junta, se recopilan las medidas fundamentales para hacer de estas masas de agua un medio propicio para el desarrollo de la biodiversidad y lograr que su uso tenga el menor impacto posible sobre el medio ambiente.

Los agricultores y ganaderos conocerán las mejores prácticas y técnicas de manejo sostenible de estas balsas, que permitirán mejorar las funciones agronómicas y ambientales de las mismas. El objetivo es compatibilizar las actividades agrícolas, habitualmente con mayor impacto en los ecosistemas acuáticos, con la conservación de la biodiversidad de este medio.

Para la elaboración de este manual, se ha realizado un muestreo sobre más de 250 masas de agua representativas de la comunidad autónoma, donde se ha constatado su utilización como refugio de diversas especies de anfibios así como por algunas especies exóticas invasoras, como la carpa o el cangrejo rojo. Asimismo, se ha estudiado la posibilidad de relación causa-efecto entre la existencia de diversas plantas acuáticas o la calidad de sus aguas.

Gracias a este muestreo se ha constatado que las balsas artificiales, según como sean utilizadas, pueden favorecer o perjudicar al medio natural. La guía, por tanto, proporciona fórmulas y alternativas para intentar que las balsas sean lo más naturales posibles. Para ello, se fomenta el uso de sustratos naturales en lugar de impermeables y sin adicción de productos químicos, ya que así se favorece la presencia de plantas y organismos acuáticos, además de ganar en la calidad de las aguas utilizadas.

Para llegar a todas estas conclusiones, la Secretaría General del Agua de la Consejería de Medio Ambiente, junto con un equipo formado por investigadores de las universidades de Sevilla, Almería y Granada, así como personal de la empresa pública de Medio Ambiente y Agua, han desarrollado un proyecto para conocer el patrimonio natural constituido por el conjunto de balsas en Andalucía y determinar las potencialidades ambientales asociadas a las pequeñas balsas de agua artificiales.

Uno de sus trabajos fue la tipificación e inventario de pequeñas masas de agua artificiales de Andalucía, donde se describen los tipos principales de balsas, atendiendo a sus características constructivas y a sus usos. En una segunda fase de los trabajos, se evaluó la contribución de estas masas de agua a la conservación de la biodiversidad y las funciones ambientales que aportan, así como sus posibles impactos negativos.

En este trabajo de investigación, se ha concluido que casi la mitad de las balsas construidas se destinan al riego (47%), un 26% tiene un uso ganadero, un 6% combina ambos usos y el resto a otros usos. Los estudios realizados por la Universidad de Sevilla han permitido comprobar que la biodiversidad global contenida en el conjunto de las balsas de riego puede ser equiparable a la de los humedales naturales.

En Andalucía existen más de 16.500 masas de agua distribuidas por toda la comunidad autónoma, principalmente en la provincia de Almería (más de 8.700), donde en su mayor parte se utilizan para el riego y son de origen artificial. Le sigue Huelva, con más de 1.900; Sevilla, con más de 1.300; Jaén, con más de 1.200; Córdoba, con algo más de 1.000 balsas; Granada, con cerca de 940; Málaga con 640 y Cádiz, que con cerca de 600 es la zona con menor número de masas de agua.

Fuente: Junta de Andalucía