Facebooktwittermail

 

Estos equipos realizarán labores tanto de asesoría, como de seguimiento del desarrollo de estos instrumentos de planificación

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha culminado el proceso de formación de los grupos científico-técnicos vinculados a los diez Planes de Recuperación y Conservación de Especies Amenazadas en Andalucía. Estos equipos realizarán labores tanto de asesoría, como de seguimiento del desarrollo de estos instrumentos de planificación. Además, supondrán un foro de intercambio de conocimientos, ideas y experiencias entre científicos y gestores. Desde su constitución, a lo largo del último semestre de 2013, uno de los primeros trabajos realizados ha sido el análisis de los programas de actuaciones que se llevarán a cabo en el horizonte 2014-2020.

 

Estos grupos científico-técnicos están constituidos por investigadores de prestigio, expertos en las especies de fauna y flora con las que se está trabajando y los técnicos de la Administración que las gestionan directamente en el terreno. En total, se han formado diez equipos de trabajo integrados por un total de 60 profesionales: 39 de los cuáles son científicos pertenecientes a 18 universidades, 11 expertos provienen del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y diez están adscritos a otros organismos y entidades vinculadas al estudio de la biodiversidad. Por otro lado, a todos ellos se unen 28 técnicos de la Consejería, encargados de la gestión directa de las 150 especies que se encuentran actualmente bajo la tutela de un plan de recuperación o conservación.

 

Andalucía es la comunidad autónoma con mayor nivel de planificación de sus especies amenazas, catalogadas tanto en peligro de extinción como vulnerables. Los diez planes son: el relativo al lince ibérico, el águila imperial, el pinsapo, las aves necrófagas (milano real, quebrantahuesos, buitre negro y alimoche), las aves esteparias (avutarda, torillo andaluz, aguilucho cenizo, ganga ibérica, ganga ortega y sisón y alondra ricotí), las aves de humedales (que agrupa a las 114 zonas húmedas en el Inventario de Humedales, así como otros enclaves propicios para su nidificación). A estos se unen los Planes de Recuperación y Conservación de Peces e Invertebrados de Medios Acuáticos Epicontinentales, de los Helechos y de la Flora de Altas Cumbres.

 

Estas herramientas de planificación han sido elaboradas por la Consejería y fueron aprobados en el Consejo de Gobierno. Su ejecución se lleva a cabo a través de sus respectivos programas de actuaciones, hojas de ruta en los que concretan las medidas necesarias para la consecución de los objetivos marcados.

Además de ser analizados en los grupos científico técnicos, han tenido un amplio proceso de participación a través del Consejo de Biodiversidad y el Comité de Flora y Fauna, y permanecerán vigentes hasta 2018.

 

Fuente: Junta de Andalucía