Facebooktwittermail

 

 

El consejero de Empleo inaugura en Córdoba un congreso de alumnos de Relaciones Laborales, Recursos Humanos y Graduado Social

 

 

El consejero de Empleo, Manuel Recio, ha apostado por mantener y reforzar las alianzas y estrategias entre la universidad y la empresa para potenciar el capital humano y su empleabilidad, retos fundamentales en el camino de la recuperación económica. Así lo ha explicado durante su intervención en el XLVII Congreso de la Asociación estatal de alumnos y exalumnos de Relaciones Laborales, Recursos Humanos y Graduado Social, celebrado en la Universidad de Córdoba.

 

Recio ha señalado que la mejora de las capacidades profesionales no sólo tiene una repercusión a corto plazo, sino un efecto positivo en un aumento de la capacidad de adaptación a los cambios que presenta el mercado de trabajo. Todo ello, ha añadido, porque la crisis financiera actual hace “extremadamente imprevisible el futuro de la economía mundial, nacional y regional”.

 

El consejero ha remarcado la importancia de la cualificación a lo largo de toda la vida profesional, puesto que “las personas poco cualificadas son más vulnerables en el mercado laboral y las primeras perjudicadas por la crisis”.

 

A su juicio, las bases de las políticas en materia de mejora de las relaciones laborales deben ser la educación, la formación y el empleo, con el objetivo de aumentar y adaptar las capacidades y mejorar las oportunidades de aprendizaje a todos los niveles. Por ello, son fundamentales las alianzas entre la universidad y las empresas, porque “nos ayudarán a afrontar mejor los futuros retos”. Finalmente, el consejero ha animado a los participantes en el congreso a “jugar un papel clave en la detección de las nuevas capacidades” que demanda el mercado laboral.

 

Posteriormente, el consejero de Empleo se ha desplazado a la localidad de Castro del Río, donde ha mantenido un encuentro con los responsables de la empresa Albacor Industria del Mar S.L., una firma familiar dedicada a la alimentación, especialmente en la comercialización de bacalao. La entidad tiene actualmente una plantilla de 24 trabajadores y alcanzó una facturación superior a los 4,3 millones de euros el pasado año.

Fuente: Junta de Andalucía