Facebooktwittermail

El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha visitado en Aznalcázar la primera instalación de España para el aprovechamiento de plásticos procedentes de residuos electrónicos.

 

 

El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, ha visitado la planta de reciclaje de residuos eléctricos y electrónicos de Andalucía, gestionada por Recilec, SA, para conocer las dos nuevas líneas puestas en marcha por la empresa para el tratamiento de elementos procedentes de los televisores y monitores de pantallas planas y las lámparas y tubos fluorescentes con mercurio. En estas instalaciones, el consejero ha asistido también al inicio de las obras de la primera planta específica en España para el reciclado de plásticos procedentes del tratamiento de este tipo de residuos.

 

Con esta iniciativa, que cuenta con presupuesto de más de 700.000 euros, Andalucía cierra el ciclo completo del tratamiento de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos fuera de uso, permitiendo así que el valor añadido que genera estos nuevos procesos se quede en la comunidad autónoma y contribuyendo a la creación de nuevos puestos de trabajo. Con la puesta en marcha de las dos líneas de tratamiento se crearán diez nuevos empleos que se sumarán a los 62 que actualmente componen la plantilla de Recilec, SA en Aznalcóllar (Sevilla), empresa participada por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) y por Indumental Recycling.

 

La planta de reciclaje de residuos eléctricos y electrónicos, ubicada en el Parque de Actividades Medio Ambientales de Andalucía (PAMA) del municipio sevillano de Aznalcóllar, es la única en España con capacidad para gestionar la gama completa de todo tipo de aparatos eléctricos y electrónicos fuera de uso que se generan en Andalucía. La planta, ha invertido hasta la fecha más de 11 millones de euros y ocupa una superficie de 27.000 metros cuadrados, y ha gestionado más de 120 millones de kilos de residuos, de los cuales 21 millones corresponden al año 2012.

 

Esta instalación cuenta con diferentes líneas de tratamiento específicas para cada tipo de residuos, de forma que es capaz de tratar y descontaminar desde frigoríficos hasta tubos fluorescentes, pasando por monitores, pantallas de TV, ordenadores, clasificación de pilas y acumuladores, pequeños electrodomésticos, máquinas tragaperras o aparatos de electromedicina. Como productos reciclados se obtienen, entre otros, plásticos, metales –férricos y no férricos- vidrio y madera.

 

El correcto tratamiento de estos residuos contribuye a la conservación del medio ambiente gracias a que evita la emisión a la atmósfera de miles de toneladas de dióxido de carbono y de gases refrigerantes que, de no tratarse adecuadamente, contribuyen al agotamiento de la capa de ozono y al efecto invernadero; así como la contaminación del suelo y agua con aceites minerales, plomo, cadmio y mercurio.

 

Los residuos tratados en esta planta proceden , fundamentalmente, del ámbito doméstico, sobre todo de los puntos limpios, donde los ciudadanos depositan gratuitamente sus residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (frigoríficos, lavadoras, televisores, ordenadores). Por su parte, los sistemas colectivos, financiados con las aportaciones económicas de los fabricantes de estos aparatos, se hacen cargo de su gestión. Para ello existe una infraestructura compuesta por una red de centros de recepción de los residuos, como es el más del centenar de puntos limpios de Andalucía impulsados por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente en colaboración con los ayuntamientos.

 

Los residuos domésticos llegan también a la planta procedentes de la recogida a los comercios, donde los ciudadanos pueden depositar el residuo del aparato que sustituyen cuando compran uno nuevo. Igualmente, se reciben equipos al final de su vida útil procedentes de las empresas y organismos públicos y privados, obligadas a contratar la retirada de sus residuos con un gestor autorizado.

 

Junto a la planta de Aznalcóllar (Sevilla), Recilec, SA cuenta con otras dos instalaciones ubicadas en Loja (Granada) y Mérida (Badajoz), dando empleo directo a más de 60 personas y a 250 de forma indirecta.

 

Fuente: Junta de Andalucía