Facebooktwittermail
Los 11 parques científico tecnológicos andaluces aportan ya, entre el impacto directo y su efecto de arrastre derivado (impacto indirecto) el 3,13% del Producto Interior Bruto (PIB) de la Comunidad Autónoma. Esta es una de las principales conclusiones de un estudio elaborado por la Red de Espacios Tecnológicos de Andalucía (RETA), que ha tomado como referencia los últimos datos y estadísticas de las tecnópolis andaluzas correspondientes al año 2010. 
Los principales datos de este estudio ponen de manifiesto el impacto, cada día mayor, de los parques científico tecnológicos andaluces al conjunto de la economía regional ya que además de su aportación al PIB regional y el empleo, se han analizado otros aspectos como el impacto que generan los ingresos fiscales generados por la actividad de las empresas de los parques, que se han confirmado como una importante fuente de recursos para las administraciones públicas. 
En concreto, los efectos del impacto directo e indirecto de la actividad de las 11 tecnópolis andaluzas en 2010 sobre la recaudación impositiva representaron el 8,40% del impuesto de sociedades de la Comunidad Autónoma y el 3,60% del IRPF de Andalucía. Asimismo, cabe destacar que los parques científico tecnológicos integrados en RETA aportaron el pasado año el 3,64% de las cotizaciones sociales de Andalucía.
El impacto de las tecnópolis andaluzas en el conjunto de la sociedad y de la economía también se pone de manifiesto en el ámbito del empleo. Así, los parques científico tecnológicos aportaron el pasado año el 3,74% del empleo de Andalucía, entre empleos directos e indirectos.
Estadísticas 2010 de los parques científico tecnológicos andaluces
Otro importante aspecto a destacar es que, a pesar de la crisis, los parques científico tecnológicos de Andalucía crearon en el año 2010 más de 2.000 empleos, hasta alcanzar los 34.027 trabajadores, lo que representa un incremento del 6,2% respecto al año 2009, en el que el número de personas empleadas en empresas e instituciones de las tecnópolis andaluzas ascendía a 32.015.
Este es uno de los datos que se desprenden de las estadísticas correspondientes al año 2010 elaboradas por la Red de Espacios Tecnológicos de Andalucía. La evolución en la creación de empleo en los parques científico tecnológicos andaluces es creciente en los últimos años, ya que en el periodo acumulado 2008-2010, las tecnópolis han generado un 8,03% más de empleo.
El dinamismo y la intensa actividad que caracteriza a los parques científico tecnológicos andaluces se pone de manifiesto, una vez más, en los resultados de su actividad conjunta correspondientes el año 2010. En este sentido, hay que señalar que a pesar de la situación económica, las tecnópolis andaluzas han incrementado el número de empresas ubicadas en estos espacios tecnológicos, que ya son 1.155, frente a las 1.090 del año 2009, lo que representa un incremento del 6%. En el periodo acumulado 2008-2010, el crecimiento en el número de empresas ubicadas en las tecnópolis es del 13,46%.
La facturación es otro de los indicadores que ha registrado un incremento en 2010. En concreto los parques científico tecnológicos andaluces han aumentado su facturación global conjunta en 100 millones de euros, hasta alcanzar los 4.121 millones. La facturación registrada en el ejercicio 2009 fue de 4.021 millones de euros, lo que representa que en el año 2010 el aumento en este indicador es del 2,4%.
Respecto al empleo en los parques científico tecnológicos, cabe señalar que el 53,3% de los trabajadores son hombres y el 46,7% mujeres. Además, según los indicadores analizados por la Red de Espacios Tecnológicos de Andalucía, un total de 14.792 trabajadores de los parques científico tecnológicos de la comunidad autónoma son licenciados superiores y/o doctores, lo que representa el 43,43% del total de los empleados de las tecnópolis.
En conjunto, el personal destinado a I+D en las empresas asciende a 4.800 personas, lo que representa el 14% de los trabajadores de las técnopolis. 
El número de empresas en incubación es otro de los indicadores que ponen de manifiesto la intensa actividad empresarial y el espíritu emprendedor que caracteriza a las tecnópolis. En este sentido, hay que señalar que en 2010 ha habido un total de 242 empresas en incubación, lo que representa un incremento del 69,2% respecto al ejercicio 2009, en el que hubo 143 empresas incubadas. 
Asimismo, otro dato que representa el dinamismo de los parques científico tecnológicos andaluces es que la inversión total en I+D en las tecnópolis andaluzas asciende a 313 millones de euros, lo que representa que el 20% de la inversión en I+D en Andalucía se realiza en los parques científicos y tecnológicos. En este sentido, hay que destacar que la inversión total en I+D en los parques ha crecido en el 2010 un 25,43% respecto al año 2009.
Los parques científico tecnológicos andaluces son entornos vivos, en los que la actividad es constante. Así lo demuestra la constitución de nuevas empresas dentro de las propias tecnópolis y la instalación en los parques científico tecnológicos de empresas que se trasladan a estos espacios desde otra ubicación. En este sentido, cabe señalar que en 2010 se crearon y/o instalaron en los parques andaluces 125 nuevas empresas.