Facebooktwittermail

La consejera de Hacienda defiende que suponen un “cambio de orientación” en los incentivos empresariales sin depender de las subvenciones

 

El conjunto de operaciones de los fondos sin personalidad ha posibilitado una inversión por parte de las empresas de 1.469 millones de euros y ha propiciado la creación o el mantenimiento de 25.501 puestos de trabajo en Andalucía. Así lo ha manifestado la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, en el Parlamento donde ha explicado que, desde su creación en 2009 y hasta el 31 de octubre, se han formalizado 797 operaciones por un importe global de 425,1 millones de euros.

 

La consejera ha calificado de “muy positiva” la valoración que desde su departamento se hace de estos instrumentos de financiación destinados a las empresas andaluzas y con especial incidencia en las Pymes y autónomos, de manera que llegan a aquellos que más lo necesitan. En este sentido ha señalado que los fondos reembolsables representan un cambio en la orientación de los incentivos empresariales, abandonando la dependencia de las ayudas públicas y subvenciones. Ninguna otra comunidad autónoma cuenta con instrumentos financieros similares, que se financien exclusivamente con cargo a créditos presupuestarios propios.

 

Respecto a las características de estas operaciones, se realizan en condiciones de mercado, la financiación tiene carácter retornable, ya que son recursos que pueden volver a ser utilizados una vez que hayan sido devueltos y que, tal y como recomienda la UE tienen duración indefinida y no están condicionados al marco presupuestario de un solo ejercicio. La consejera ha hecho hincapié en que los proyectos que se financian son seleccionados con “rigor” atendiendo a criterios técnicos de viabilidad financiera, tras el análisis individualizado de cada operación, para evitar perjuicios económicos en el patrimonio de los fondos, de manera que no se atienden todas las solicitudes recibidas.

 

En este sentido, ha destacado que el ICO, a través de sus líneas de mediación, sólo ha concedido en los nueve primeros meses del actual ejercicio una tercera parte del dinero disponible en 2013 para autónomos y empresas.

 

Los primeros fondos se pusieron en marcha en mayo de 2009, fecha desde la que se han presentado 3.166 solicitudes, de las que se han aprobado 1.109, por un importe total de 568,8 millones de euros. Según ha subrayado, más de la mitad destinados a Pymes y autónomos. En los tres primeros trimestres de 2013 se han aprobado 138 operaciones, 93 de ellas avales cuyo importe medio no llega a 20.000 euros.

 

Fuente: Junta de Andalucía