Facebooktwittermail

Una encuesta realizada por el Eurobarómetro muestra el apoyo de la opinión pública a una investigación y una innovación responsables en la Unión Europea. Sin embargo, la ciudadanía europea considera que no está suficientemente informada de los avances científicos y tecnológicos

 

Entre el 26 de abril y el 14 de mayo de 2013 el Eurobarómetro realizó una encuesta con entrevistas personales con el objeto de evaluar la actitud de los ciudadanos europeos ante la ciencia y la innovación. Los resultados muestran que más de tres cuartos de los ciudadanos europeos (77 %) consideran que la ciencia y la tecnología tienen un positivo efecto en la sociedad. Sin embargo, los participantes en la encuestan también expresan su preocupación por los riesgos que plantean las nuevas tecnologías para la salud humana y el medio ambiente, entre otros. Quieren que la investigación y la innovación se lleven a cabo prestando la debida atención a los principios éticos (76 %), al equilibrio de género (84 %) y al diálogo público (55 %). En lo que se refiere a la información, la encuesta del Eurobarómetro indica que más de la mitad de los europeos están interesados en los avances científicos y tecnológicos (53 %) pero la mayoría no se siente suficientemente informado (58 %).

Horizonte 2020, el Programa de investigación e innovación de la UE para el período 2014-2020, está fuertemente orientado a la resolución de retos sociales que afectan a las vidas de la ciudadanía europea, desde la mejora de la sanidad y un transporte más ecológico, hasta una mayor seguridad alimentaria y energética. El capítulo titulado “Ciencia con la sociedad y para ella” contará con un presupuesto específico para cumplir su principal objetivo, la integración de la labor científica y tecnológica en la sociedad europea. Dentro de este capítulo se realizarán acciones encaminadas a incrementar el interés en las carreras científicas y tecnológicas entre los jóvenes y para corregir el desequilibrio entre hombres y mujeres que existe actualmente en esos campos.

 

Fuente: Delegación de la Junta de Andalucía en Bruselas