Facebooktwittermail

Ávila, que ha asistido a un acto conmemorativo del 40 Aniversario de la UCO, apuesta por el papel de la educación superior en el crecimiento económico.

 

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Ávila, ha destacado el “papel crucial” de la educación pública y las universidades en la cohesión social y el crecimiento económico y ha señalado que las diez universidades públicas andaluzas generan en la economía global de la región un volumen de producción de 11.491 millones de euros, que se traducen en más de 6.000 millones de euros de valor añadido bruto y en el mantenimiento de más de 114.200 puestos de trabajo.

 

Ávila, que ha asistido a un acto conmemorativo del 40 Aniversario de la Universidad de Córdoba (UCO), que ha recibido de la Hispalense la distinción ‘La Fama’, ha destacado la contribución de las universidades andaluzas a la economía regional, recogida en un estudio elaborado por la Universidad de Málaga que determina el impacto económico (directo, indirecto e inducido) a corto plazo de la actividad universitaria en la economía del territorio.

 

En este sentido, ha explicado que tan sólo la Universidad de Córdoba cuenta con un volumen de producción de 885 millones de euros, que generan un valor añadido anual de 476 millones de euros que permiten el mantenimiento 8.800 empleos directos en la economía regional, lo que representa casi el 8% de la producción y el empleo que mantienen las diez universidades públicas de Andalucía. En este contexto, Antonio Ávila ha felicitado a la UCO “por sus 40 años de servicio al progreso social y económico de la provincia y de Andalucía y por haber conseguido situar a esta institución como referente docente y científico”.

 

El consejero ha explicado que el nacimiento de esta Universidad, reconocida por Ley el 8 de agosto de 1972, asentó los pilares del sistema universitario andaluz actual -hasta entonces sólo existían dos universidades, Granada y Sevilla-, que alcanza ya las 10 universidades públicas “que garantizan el acceso a la educación superior para todos los andaluces”.

 

El titular de Economía ha recordado que, desde la conquista de la Autonomía, el Gobierno andaluz ha tenido la educación como la primera de sus políticas, “con progresos notables como el avance de las universidades, que han pasado de ser 5 al inicio de los años 80, con 80.000 alumnos y 4.000 docentes; a diez, con más del triple de alumnos (250.000) y cuatro veces y media más de profesores (180.000)”.

Unos avances a los que ha contribuido la UCO, que hace 40 años comenzaba su andadura con 500 profesores y algo más de 4.500 alumnos que cursaban algunas de las 17 titulaciones existentes entonces, y que ha crecido en instalaciones, oferta educativa, prestigio y calidad científica. En concreto, la UCO ha multiplicado por tres el número de alumnos que tenía en su origen (15.000), oferta el doble de titulaciones (31 grados) y cuenta con 13 centros y una plantilla que supera los 2.200 profesionales.

 

Una oferta formativa especializada y de calidad

Asimismo, ha añadido Ávila, a lo largo de estas décadas, la Universidad de Córdoba “se ha labrado una atractiva imagen curricular, con una oferta formativa especializada, de calidad y conectada con la realidad socioeconómica”.

 

De este modo, se ha convertido en el soporte innovador de la provincia, con una especialización agroalimentaria que la sitúa en puestos de vanguardia en docencia e investigación internacional, con 180 grupos de investigación, pilar del nacimiento y desarrollo del parque Científico Tecnológico Rabanales 21, y generadora de alianzas como el Campus de Excelencia en Agroalimentación CeiA3, en el que participan otras cuatro universidades andaluzas (Almería, Cádiz, Huelva y Jaén) lideradas por la UCO.

 

Para el consejero de Economía, “estos avances han sido posible gracias a una apuesta decidida y mantenida del Gobierno andaluz por la educación pública y de calidad, que se mantiene en la coyuntura de crisis actual con respaldo económico en los presupuestos de 2013, minimizando el impacto de las medidas estatales que afectan a las tasas y matrículas, y manteniendo los programas de becas”.

 

Por todo ello, Ávila ha recordado que “la formación superior y la investigación son inversiones que pueden ayudarnos a salir de la crisis en las mejores condiciones posibles”, puesto que “gracias a las universidades públicas contamos con la sociedad más preparada de la historia de esta provincia y de Andalucía; de cada euro que invertimos en la universidad pública andaluza se generan otros cuatro y se crea un empleo directo cercano a las 28.000 personas”.

 

Finalmente, ha reiterado que el Gobierno andaluz apuesta por mantener el papel de la educación pública y las universidades en la cohesión social y el crecimiento económico y ha realizado un llamamiento a “trabajar y sumar fuerzas” para que este protagonismo se mantenga a pesar de la actuación situación económica.

 

Fuente: Junta de Andalucía