Facebooktwittermail

La sostenibilidad y el ahorro energético son retos a los que se enfrenta el sector acuícola para poder garantizar la viabilidad económica y medioambiental de la actividad. Hasta el momento, el coste en electricidad es una de las partidas que más impacta en el precio del producto final. Por ello, es necesario trabajar en la innovación de tecnologías eficientes y energías limpias, que reduzcan la huella de carbono y mejoren la calidad del agua.

 

Un consorcio de empresas e instituciones tecnológicamente innovadoras está trabajando en el marco del proyecto LIFE-AQUASEF “Mejora ambiental de la actividad acuícola a través del desarrollo de tecnologías ecoeficientes”para la optimización de los procesos de cultivo de peces y moluscos, el bienestar de los animales, la mejora de la calidad de las aguas y la reducción de CO2 a través del cultivo de microalgas.

 

El proyecto está coordinado por ARIEMA, empresa especializada en producción de hidrógeno solar y eólico vía electrolisis, y cuenta con un consorcio formado por Heliotrónica, D&B Tech, Esteros de Canela y el Centro Tecnológico de Acuicultura de Andalucía (CTAQUA).

 

En el marco del proyecto se pretenden desarrollar innovaciones tecnológicas, energéticas, económicas y ambientales relacionadas con el uso de la energía solar y de las pilas de combustible aplicadas al sector de la acuicultura desarrollada en los esteros de Andalucía.

 

Igualmente, como innovación tecnológica y ambiental, se contempla la utilización de dispositivos de disolución de oxígeno de alta eficiencia y nuevos diseños de tanques de cultivos de fitoplancton, con el objetivo de generar biomasa de microalgas como complemento alimenticio en las primeras fases de desarrollo de los peces y que además suponen una efectiva manera de capturar CO2.

 

Los promotores del proyecto esperan que la aplicación de todas las tecnologías planteadas en el proyecto permita una drástica reducción de las necesidades energéticas y de oxígeno líquido y con ello una disminución de los costes de producción.

 

El proyecto AQUASEF, que empezó en junio de este año, ya cuenta con los primeros avances de los prototipos que se van a probar en los próximos meses en Esteros de Canela, empresa dedicada la producción acuícola en esteros y uno de los socios del consorcio.

Entre los sistemas diseñados, se encuentra un sistema fotovoltaico compacto “Plug&Play” para uso aislado, además de un grupo de electrolisis alimentado directamente por renovables para la producción de oxígeno e hidrógeno, un motor de combustión de hidrógeno y una pila de combustible, entre otros.

 

Por su parte, la empresa D&B Tech será el encargado de la implementación de equipos de aireadores eficientes para la generación de microburbuja en los propios tanques de cultivo.

 

Con objeto de obtener datos suficientes para el cálculo de la eficiencia real de los prototipos y la nueva rentabilidad de los procesos en la granja de acuicultura, los sistemas se probarán durante varios ciclos de producción, contrastando el impacto en la producción y en los costes asociados a la misma.

 

Cabe recordar que AQUASEF (LIFE 13 ENV/ES/000420) se enmarca dentro de la convocatoria  LIFE+ 2013 Environment Policy and Governance y cuenta con un presupuesto de 1.899.318,00 euros (919.744,00 € de subvención). La finalización del proyecto está prevista para el 30 de junio de 2017.

 

Fuente: CTAQUA