Facebooktwittermail

 

U-tad señala que las profesiones relacionadas con los contenidos digitales se convertirán en los próximos años en una de las principales fuentes de empleo, y resalta la necesidad de que los futuros profesionales sean conscientes de su existencia y de su potencial.

 

“Todavía mucha gente duda de que el cine de animación o los videojuegos sean campos donde establecer una carrera sólida, o de que los conocimientos requeridos puedan estudiarse en España”, declara Jorge Calderón, CEO de U-Tad .

Datos internos elaborados por U-tad estiman en no menos de 200 el número de especialidades profesionales que intervienen en el diseño, elaboración y producción de un videojuego, y en una película de animación el número es incluso superior. “Algunas son una adaptación de profesiones que ya existían, pero otras son completamente nuevas, y por tanto necesitan trabajadores cualificados para cubrir una demanda que no hará sino aumentar”, declara Jorge Calderón, “Cuando piensen este verano en qué profesión estudiar para asegurar su futuro, muchos universitarios deberían considerar seriamente la industria digital”.

Sector animación

Artista de Previsualización: El nombre original es Previz/Layout artist, y su labor en el cine de animación es básica pero fundamental: definen la previsualización de la película, indicando dónde y cómo se moverán los personajes y cuáles serán los movimientos de la cámara, de acuerdo con las guías generales del director. Y se asegura de que exista una plena interacción entre todos los elementos de cada escena. “La coordinación de todos los elementos en esta fase es básica para que luego la animación posterior se desarrolle de manera fluida y sin tropiezos. De su trabajo depende el de otros muchos profesionales”, declara Miguel Angel Jiménez, Supervisor de Set Up en Ilion Animation Studios y Codirector del Máster en Animación 3D de Personajes de U-tad.

Artista de set up and skinning: Estos artistas del departamento de rigging son los encargados de crear el esqueleto de los personajes, su aspecto y características físicas, antes de pasarlos al equipo de animadores. “Es una de las fases donde se unen necesidades tecnológicas y artísticas. Cuanto mejores sean los resultados en ella, más creíbles y auténticos parecerán después los personajes en la pantalla; por eso los profesionales con talento son muy solicitados.”, declara David Blanco, diseñador de Sep Up en Ilion Animation Studios y Codirector del Máster en Animación 3D de Personajes de U-tad.

Animador: Dentro del campo de la animación, el Animador es quien se encarga de dotar de vida a un personaje, definiendo su acting, desarrollando su expresividad facial y su manera de caminar, correr o luchar “Es una especialización muy demandada, dada la minuciosidad con que deben animarse los personajes hoy en día para películas y videojuegos”. Declara Miguel Angel Jiménez. “El público se ha vuelto muy exigente con lo que ve en pantalla, por lo que la animación de los personajes tiene que atraer al espectador.”

Videojuegos

Lead technical artist: Encargado de la coordinación de todo el diseño audiovisual de un videojuego, es un puesto que combina la creatividad artística con un profundo conocimiento de las nuevas tendencias en plataformas de última generación. “No sólo debe dominar su área de trabajo, sino que su día a día también implica las relaciones con el resto del componentes del equipo de desarrollo”, declara Francisco Javier Soler, Director de Arte de Pyro Studios y Director del Más ter en Arte y Diseño Visual para Videojuegos de U-tad.

Programador gráfico 3D: Incluye el dominio de las herramientas que abarcan las diversas formas geométricas utilizadas en la animación tridimensional, además del dominio de la iluminación, profundidad o textura. “Un programador gráfico 3D abarca por igual la gestión de escenas y personajes como la de recursos para aumentar la fidelidad y realidad del entorno”, declara Jon Beltrán de Heredia, Fundador y CEO de Mouin y Director del Máster en Programación de Videojuegos de U-tad.

Aplicaciones

Programador de Apps: El mercado mundial de aplicaciones para el entorno móvil alcanzó los 5.500 millones de euros en 2011 y en 2015 pasará de 20.000 millones, según un reciente estudio de la firma de investigación World Mobile Applications Market. Este ritmo de crecimiento implica un fuerte nivel de demanda de desarrolladores, una profesión que cuenta con la ventaja de que para especializarse en ella sólo son necesarios conocimientos de programación de nivel medio. “No se trata solo del crecimiento del mercado”, declara Jose María Cáceres, Socio Director de Lacq Consulting y Director del Máster en Programación de Apps para Smartphones y Tablets de U-tad . “Además del desarrollo de apps, estos profesionales pueden encontrar también trabajo en cualquier gran compañía que haya desarrollado apps para sus clientes y que necesite expertos para supervisarlas y potenciar su uso”.

“Richard Riley, ex Secretario de Educación de Estados Unidos, ya dijo en una famosa declaración que las profesiones que más demanda tuvieron en 2010 no existían en 2004”, declara Jorge Calderón. “Creo que sus palabras plasman a la perfección la evolución del mundo laboral en lo referente a empleo cualificado, donde priman las profesiones que se desarrollan en el entorno digital. Unas profesiones que tienen la ventaja añadida de basarse en unos conocimientos con una alta transversalidad, que pueden ser aplicados a múltiples campos, entre los que sin duda podemos incluir empleos que no se han creado todavía”.

 

Fuente: Cibersur